Desalojo de animales en la 'granja del horror' de Cancienes

Traslado de algunos perros este mediodía en la granja de Cancienes. /PATRICIA BREGÓN
Traslado de algunos perros este mediodía en la granja de Cancienes. / PATRICIA BREGÓN

Otros tres perros en mal estado serán entregados a la protectora de animales y se espera una decisión judicial en el caso de las vacas y las yeguas

J. F. GALÁN CANCIENES

Algunos de los animales de la 'granja del horror' de Cancienes ya están a salvo en manos de una protectora que lleva toda la mañana en la finca para su rescate y traslado. Varios vehículos rodean la vivienda e impiden el acceso de medios de comuniación y curiosos a la granja de La Menudera, protegidos por la Policía Local de Corvera. En principio, se ha procedido al desalojo de tres perros por parte de una veterinaria, que los pondrá en manos de la protectora de animales. Al igual que los cinco canes atendidos la pasada, se encuentran en mal estado. Ahora se está a la espera de una orden judicial para intervenir y desalojar las vacas, unas cuatro, y dos yeguas.

Uno de los propietarios de la granja está colaborando en tareas de limpieza de la finca y las instalaciones, aunque dada la basura y restos acumulados se considera que no podrá hacerlo solo y que esa tarea ingente podría durar meses.

Agentes del Servicio deProtección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizaron el jueves día 26 de julio una primera inspección de la finca de La Menudera a raíz de una denuncia anónima. Una vez constatado que efectivamente había indicios de un posible caso de maltrato y abandono animal, al día siguiente varios agentes se personaron en la explotación acompañados de una veterinaria del Principado, tomaron declaración a los propietarios, dos hermanos ya entrados en años, y abrieron las referidas diligencias.

En contexto

Esa misma tarde visitaron la finca miembros de la Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad, Anadel. Según su portavoz, Elena López, el espectáculo era dantesco. Unos quince perros sarnosos y desnutridos, diez vacas y dos yeguas nadando en un mar excrementos de un metro de profundidad bajo una techumbre que amenaza derrumbe, dos animales muertos, multitud de gallos, gallinas y hasta patos revoloteando por el interior de la vivienda, también en condiciones insalubres.

La Consejería de Agroganadería esgrime que en su inspección anual, llevada a cabo por una empresa externa, solo se constató la presencia de siete vacas y dos equinos y que en todo caso dichas inspecciones se centran enfermedades concretas. La La Guardia Civil atribuye a la propiedad un supuesto delito de maltrato y abandono animal, tal y como vanzó este periódico.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos