El desalojo podría llevarse a cabo la próxima semana

El Seprona, los servicios veterinarios del Principado y miembros de Anadel tienen previsto regresar a la finca la próxima semana, una vez se cumpla el plazo concedido por la Guardia Civil a los propietarios para subsanar los numerosos incumplimientos detectados relativos a la normativa que regula el trato a dispensar a animales domésticos. En un principio se llevará a cabo una nueva inspección y no se descarta que se proceda al desalojo, bien en base a un posible auto judicial que lo autorice o por orden administrativa, es decir, de la consejería o del Ayuntamiento. Está última vía fue la que recientemente adoptó el de Avilés para desalojar un finca sita en el entorno del barrio de La Luz en al que se hacinaban unos 160 perros en condiciones insalubres.

 

Fotos

Vídeos