«Ahora estamos descalzos»

Integrantes del club posan ante la furgoneta cedida por la Fundación Once. / MARIETA
Integrantes del club posan ante la furgoneta cedida por la Fundación Once. / MARIETA

Los jugadores del Cosa Nuesa perdieron sus sillas de ruedas en el accidente del Huerna | La Fundación Once cede al club una furgoneta durante seis meses y uno de los jugadores continúa ingresado a la espera de una cirugía plástica

J. F. GALÁN AVILÉS.

Los integrantes del equipo de baloncesto en silla de ruedas Garmat Avilés Cosa Nuesa que el pasado día 6 sufrieron un grave accidente de tráfico en la Autopista del Huerna al volcar la furgoneta en la que se trasladaban a Madrid para disputar un partido oficial vuelven poco a poco a la normalidad. «Estamos mucho mejor, prácticamente curados. El único que continua en el hospital es Byron, a la espera de someterse a una operación de cirugía plástica. Tiene fractura abierta de húmero y hay que reconstruirle la piel, pero está bien, aunque necesita su tiempo», manifestó ayer el presidente del club, Aladino Pandiella.

También mostró su agradecimiento «a todas las personas que nos ayudaron. Estaban casi más afectados que nosotros. A siete de los nueve que íbamos en la furgoneta tuvieron que sacarnos en brazos porque no podemos movernos de la mitad del cuerpo para abajo. Y claro, ver eso resulta chocante», añadió.

Pandiella realizó tales declaraciones durante el acto de entrega de una furgoneta adaptada cedida por la Fundación Once durante seis meses. El club recupera así parte de su movilidad, si bien aún está pendiente de resolver lo más importante: las sillas de ruedas. A raíz del accidente once de ellas han quedado inservibles, siete de paseo y cuatro de competición.

Paseo y competición

A la espera de lo que resuelva la compañía seguros «las que tenemos ahora son prestadas. Y no es lo mismo. Las sillas de rueda se hacen a medida. Es como un zapato. Si no es exactamente de tu talla puedes tirar con él, pero te acabará haciendo daño. Con las sillas de ruedas sucede lo mismo. Y nosotros nos pasamos muchas horas al día sentados en ella. Es como si estuviésemos descalzos», explicó Pandiella

El presidente del club agradeció el gesto de la Fundación Once. «Gracias a esta furgoneta cuando recuperemos el material podremos volver a disputar la liga asturiana, llevar a cabo campañas de concienciación y, ya de cara a la próxima temporada, volver a salir en categoría nacional. Pero ahora las prioridades son recuperarnos físicamente por completo y recuperar el material, el deportivo y el particular», subrayó.

La entrega se celebró en el pabellón de deportes de El Quirinal. Pedro Ortiz, delegado territorial de la Fundación Once, manifestó que la entidad a la que representa «se debe a todas las personas con discapacidad, y hemos visto que este club necesitaba de forma urgente un vehículo para poder salir del bache». En el acto también estuvo presenta la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela.

Temas

Avilés