Detenida una madre por calumniar a profesores de sus hijos a través de las redes sociales

Imagen de archivo de una de las fachadas del colegio público de Villalegre. / MARIETA
Imagen de archivo de una de las fachadas del colegio público de Villalegre. / MARIETA

La mujer, vecina de Corvera, hacía acusaciones y denuncias falsas contra varios docentes del colegio público de Villalegre

L. V. AVILÉS.

Agentes adscritos a la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Avilés detuvieron el pasado miércoles a una mujer como presunta autora de un delito de calumnias a profesores del colegio público de Villalegre. Según comunicó ayer la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Asturias, esas calumnias fueron publicadas en las redes sociales Facebook y Youtube, «las cuales se han convertido en nuestros días, debido al supuesto anonimato de las personas que escriben en las mismas, en uno de los principales vehículos de difusión de noticias, ya sean verdaderas o falsas para difamar a terceros sin tener en cuenta las consecuencias».

Hace un año que se produjeron los primeros hechos, momento en que se inició una «dificultosa» investigación por parte de la Policía Nacional, cuando una profesora de educación infantil del colegio de Villalegre denunció en la Comisaría de la calle Río San Martín de Avilés «acusaciones y denuncias falsas contra su persona en esas populares redes», las cuales llegaron a afectarle en su vida privada, según manifestó a los agentes que atendieron su declaración inicial.

Estas calumnias siguieron reiterándose en el tiempo, llegando a interponer la denunciante varias denuncias a lo largo de los meses. Además, se extendieron a otros miembros de la comunidad educativa del colegio, que también realizaron las correspondientes denuncias. Tal fue la magnitud y publicidad de los hechos y la situación en que se encontraban las víctimas, «que hasta la prensa local se hizo eco de dicha situación, apareciendo varias noticias», en referencia a informaciones publicadas en LA VOZ DE AVILÉS.

Una vez se tuvo conocimiento de los hechos, la Policía Judicial inició una «larga y laboriosa investigación en las redes sociales que, finalmente, y tras un año, dieron con la identificación del ordenador desde el que se habían publicado estas calumnias, lo que posibilitó la detención de la presunta autora de las mismas».

Dicha persona resultó ser una mujer vecina de Corvera, cuyos hijos, en el momento de suceder los hechos, eran alumnos de los profesores agraviados.

La detenida, que fue puesta en libertad una vez hubo prestado declaración en la Comisaría de la Policía Nacional, deberá ahora responder ante el Juzgado de Instrucción que entiende del asunto y al que se remitió toda la investigación.

Apoyo de los compañeros

La comunidad educativa ya había expresado el pasado mes de mayo su apoyo a tres profesores del colegio de Villalegre que desde hacía meses estaban siendo acosados en las redes sociales, en ocasiones suplantando su identidad y en otras a través de perfiles falsos en Facebook, con el objetivo de lanzar falsas acusaciones sobre ellos y calumniarlos.

Antes de la Navidad de 2017 una profesora del colegio había detectado estos hechos y presentó la primera denuncia ante la Policía Nacional siguiendo las instrucciones de su abogado, además de ponerlo en conocimiento de la dirección del centro. Fue entonces cuando el acoso se trasladó a otros dos profesores más, que también presentaron denuncias ante la policía y el juzgado para que se investigase el origen de los mensajes en las redes sociales, que, utilizando imágenes de los docentes y su nombre, incluían difamaciones como decir que «se hace pasar por un santo, pero está violando a niñas en el colegio» o «soy puta, quien quiera algo, por privado».

Los profesores, que sospechaban desde el principio del origen de estos mensajes, quisieron dejar en manos de la policía y del juzgado la investigación para dar con los ciberacosadores, aunque la única respuesta en un principio fue el archivo de sus denuncias. Finalmente fueron retomadas las investigaciones hasta identificar a la madre detenida.

A esos profesores y al resto de la comunidad educativa de Villalegre, les preocupaban las dimensiones que alcanza un tema así en las redes sociales, «donde quienes lo comparten, con buena voluntad, para desmentirlo en realidad ayudan a que se siga difundiendo y expandiendo». Pero además, los ciberacosadores han arremetido también en los últimos meses contra algunas de las personas que habían salido en defensa de los docentes de Villalegre. De hecho, hay constancia de otra denuncia por los mismos hechos registrada en Oviedo de una persona que defendió la honorabilidad de los profesores avilesinos y comenzó a recibir el mismo ciberacoso.