Detenido como presunto autor del robo de catorce baterías y llaves y mandos de garaje

El joven, de 28 años de edad y con domicilio en Pola de Siero, se dio a la fuga en coche, sufrió un accidente en la Variante y continuó a pie

J. F.AVILÉS.

Se da la fuga, sufre un accidente de tráfico y finalmente es detenido no solo por desoír las indicaciones de los agentes que le habían dado el alto, sino también como presunto autor del robo de catorce baterías de coche, ocho mandos a distancia y dieciocho llaves magnéticas de apertura de portones de garaje. Presumiblemente las había sustraído horas antes, y fueron halladas en el vehículo que conducía.

Lo que le delató fue el exceso de carga que soportaba, anomalía que no pasó desapercibida para una patrulla de La Policía Local que avistó el coche cuando circulaba por la avenida de San Agustín. Eran las cuatro y media de la madrugada del pasado jueves. Cuando los agentes le dieron el alto, el conductor hizo caso omiso y emprendió la huida por la calle Río San Martín para continuar por la variante de la N-632. Unos tres kilómetros más adelante, ya a la altura de la salida a Vegarrozadas, en Castrillón, se salió de la vía. Con todo, el conductor no dio el brazo a torcer. Continuó la fuga a pie, aunque los agentes no tardaron en darle alcance y detenerlo. Fue entonces, al registrar el vehículo siniestrado, cuando dieron con la carga que transportaba.

Según los primeros indicios, el detenido, un poleso de 28 años, habría sustraído esa misma noche las baterías en distintos lugares de Avilés y de Piedras Blancas. La investigación ha quedado en manos de la Policía Nacional, que trata de averiguar la procedencia de todos los efectos incautados.