Un detenido y tres heridos tras una pelea en Avilés

Imagen de la confluencia de las calles de Rivero y El Marqués. / OMAR ANTUÑA
Imagen de la confluencia de las calles de Rivero y El Marqués. / OMAR ANTUÑA

La reyerta se produjo la madrugada del domingo en un bar de la calle y se saldó con tres heridos, uno de ellos trasladado al HUCA

E. FANJUL AVILÉS.

La Policía Local de Avilés detuvo ayer a un avilesino de 18 años de edad por agredir supuestamente a un hombre con una botella durante una pelea en un bar de Rivero, causándole heridas en el rostro que requirieron su traslado al HUCA. Además, el propio agresor y un tercer implicado en la trifulca sufrieron lesiones que requirieron asistencia sanitaria.

La reyerta se produjo la madrugada del domingo en un establecimiento hostelero cercano a la confluencia de las calles Rivero y Marqués. Según informa la Policía Local de Avilés, a las 5.50 horas de la mañana, una llamada alertó de que un hombre se encontraba malherido tras ser golpeado con una botella en la cara en el transcurso de una pelea.

Con la descripción dada por el denunciante acerca de los implicados en la agresión, los agentes municipales localizaron a tres hombres en la calle Jovellanos que al verse reconocidos emprendieron la huida a pie. Tras una breve persecución, los tres individuos fueron finalmente interceptados en la calle Alfolíes, cerca de La Ferrería.

Tras identificar a los tres hombres, los agentes arrestaron al presunto agresor. El joven presentaba un fuerte golpe en un pómulo por lo que fue llevado al Hospital San Agustín para su valoración. Después de recibir asistencia médica, el detenido fue trasladado a la comisaría de la Policía Nacional de Avilés.

El peor parado en este suceso fue el hombre que recibió el botellazo en la cara. Se trata de un vecino de Verdicio (Gozón), de 42 años de edad, que presentaba golpes y cortes bastante profundos en nariz, frente y pómulo. En un primer momento, el agredido fue atendido en el hospital avilesino, pero dadas las lesiones que presentaba se determinó su traslado al HUCA.

Otro de los presuntos agredidos por el detenido es un vecino de Toledo, de 23 años de edad, que presentaba heridas en una mano y también fue trasladado al servicio de Urgencias del Hospital Universitario San Agustín, donde le aplicaron dos puntos de sutura.