Detienen a dos mujeres por hurtos con abrazos cariñosos en Castrillón

Se las acusa de varios robos en Piedras Blancas entre mayo y septiembre, fundamentalmente a personas mayores

LVA

La Guardia Civil ha detenido a dos mujeres como supuestas autoras de un delito continuado de hurto en la localidad de Piedras Blancas entre los meses de mayo a septiembre de este año por el método del abrazo cariñoso.

Las supuestas autoras, se acercaban a transeúntes en la vía pública, sobre todo a personas de avanzada edad, realizando actos de cercanía física, como abrazos para disimuladamente sustraerles dinero o joyas que pudieran portar las víctimas en esos momentos, valiéndose además de la sorpresa e indefensión causada en estas personas.

Las edades de sus víctimas oscilaban entre los 75 y los 85 años, y aprovechaban lugares de numerosa concurrencia de personas, como vías públicas o bien el interior de superficies comerciales, donde amparándose en la confluencia de personas y en la distracción de estas cuando llevaban a cabo sus compras.

La detención se produjo el pasado día 23 de octubre en la localidad de Oviedo, lugar de residencia de ambas mujeres, aunque desde el pasado mes de mayo, la Guardia Civil se hallaba investigando una serie de hurtos perpetrados en Piedras Blancas.

Los datos aportados por una de las víctimas sobre el vehículo en el que se desplazaban estas mujeres, fue de vital importancia para encauzar la investigación hacia una de ellas, vecina de Oviedo y cuyo historial delictivo en este tipo de delitos es amplio, así como a su hija, a la que posteriormente los agentes pudieron vincular también con los hechos ocurridos.

El botín era variado, desde una cartera con 500 euros hasta una cadena de oro, se trataba de sustraer lo que en ese momento portasen consigo sus víctimas.

Finalmente, entre los días 23 y 24 de octubre, se llevó a cabo la detención de V.V.G., de 29 años y de A.G.H., de 66 años, ambas vecinas de Oviedo, por un supuesto delito continuado de hurto. Tanto las diligencias como las detenidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Guardia de Avilés.