«La distinción entre héroe y villano era más clara antes»

Los ilustradores Sean Chen y Bernard Chang. / OMAR ANTUÑA
Los ilustradores Sean Chen y Bernard Chang. / OMAR ANTUÑA

Los ilustradores Sean Chen y Bernard Chang destacan el componente educativo de los salones del cómic españoles

C. R. AVILÉS.

De sus tintas chinas han salido varias temporadas de 'Superman', 'Dead Men', 'Iron Man' o 'Lobezno' en los últimos veinticinco años, por eso conocen muy el cambio que han experimentado los superhéroes y los villanos en este tiempo. Ni los primeros son tan buenos ni los segundos tan malos. Ahora todo viene envuelto con matices, como la sociedad. Eso sí, en su calidad de ilustradores, tanto Bernard Chang como Sean Chen se consideran responsables de vestirlos con los valores morales que siempre los han caracterizado a través de los trazos, las posturas y sus movimientos. Invitados en las XXIII Jornadas del Cómic de Avilés, Chang ofreció ayer una charla coloquio y Chen hará lo propio el viernes.

Chen reconoció comenzó a dibujar por diversión, pero con el paso del tiempo descubrió que esos personajes juegan un «papel importante en la sociedad porque marcan los valores morales y los niños pequeños los empiezan a descubrir con ellos». Es una «responsabilidad enorme y aunque yo no sea el guionista, trato de dibujarlos de la mejor manera posible».

El canadiense Bernard Chang, quien reconoció que los tebeos habían formado parte de su educación, destacó que «son una fuente de inspiración no solo para los niños, también para los adultos porque nos transportan a un mundo de fantasía y sirven para convertirte en algo mejor». En cualquier caso, tampoco son lo que era ya que los dos reconocieron que «la distinción entre héroe y villano era más clara antes».

Ambos se mostraron encantados de participar en el salón avilesino por las características que lo diferencian de los celebrados en Estados Unidos. «Aquí tienen un componente educativo y de celebración que allí no tienen. Son comerciales. Yo gano pasta, el editor gana pasta, el guionista gana pasta y el lector es el que paga», dijo Chan. Además estar aquí les permite conocer la 'capital del queso' en España. «Haré el sacrificio de olvidar mi intolerancia a la lactosa por unos días para sumergirme de lleno en la cultura local», bromeó Chang quien celebró que en España se cene tan tarde. «Yo allí ceno a las diez porque trabajamos muchas horas», aclaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos