«Me dormí por el cansancio, habíamos bebido lo normal»

Diego Cuervo, esta mañana en los Juzgados de Avilés. /MARIETA
Diego Cuervo, esta mañana en los Juzgados de Avilés. / MARIETA

El exconcejal praviano Diego Cuervo se ha sentado esta mañana en el juzgado acusado de un homicidio imprudente

C. R. AVILÉS

El exconcejal praviano Diego Cuervo ha asegurado hoy que el 23 de julio de 2017, cuando invadió el carril contrario de la AS-16 y colisionó frontalmente contra otro vehículo a cuyo conductor causó la muerte, «me dormí por el cansancio» y negó ir conduciendo bajo los efectos del alcohol porque en la boda de la que venía «bebimos lo normal». Afirmó que tomó vino durante la comida y una copa después de comer. Después, «solo agua y refrescos».

Su defensa, que ha tratado de invalidar la prueba de alcoholemia, se ha topado con la firmeza de los dos guardias civiles que han declarado en la vista que se ha celebrado está mañana en el Juzgado de lo Penal Número 2 de Avilés. Los agentes aseguraron repetidamente a preguntas de las partes que Diego Cuervo «sin duda iba bebido». «Le costaba mantenerse en pie, tenía el habla pastosa, pupilas dilatadas y olía a alcohol», manifestaron ambos. Han aseverado que las dos pruebas de alcoholemia fueron legales y que el exconcejal fue informado de la posibilidad de solicitar un contraste en el hospital, extremo que negó Diego Cuervo.

Sobre el ticket intermedio (el 302) entre las pruebas de alcoholemia 301 y 303 en las que el exconcejal arrojó 0,86 y 0,87, respectivamente, explicaron que el alcoholímetro es «tan sensible y preciso» que midió el alcohol que había en el ambiente en la ambulancia en la que estaba siendo atendido «porque una de las formas que tiene el cuerpo de eliminar el alcohol del cuerpo es por la respiración». Aseguraron que sus heridas «no eran tan graves» y que estuvo consciente en todo momento. Los testigos que han declarado no tienen, por contra, el recuerdo de que el acusado tuviera sus facultades mermadas por el alcohol.

Diego Cuervo se enfrenta a cuatro años de cárcel por un delito de conducción temeraria y otro de homicidio imprudente, además de la privación del permiso de conducir durante seis años.

 

Fotos

Vídeos