El dueño de un gimnasio se sienta en el banquillo por tráfico de anabolizantes

El dueño de un gimnasio se sienta en el banquillo por tráfico de anabolizantes

El acusado, que también es propietario de una tienda de nutrición en Avilés, se enfrenta a una pena de prisión de dos años y nueve meses

EVA FANJUL AVILÉS.

El propietario de un gimnasio en Piedras Blancas y de una tienda de nutrición en Avilés se sentará el próximo lunes en el banquillo acusado de vender anabolizantes a personas vinculadas con el mundo del deporte tanto amateur como profesional. En principio, la vista oral también iba a celebrarse contra otros cuatro acusados tras una operación de ámbito nacional contra la venta de sustancias anabolizantes que se desarrolló también en Gijón y Arriondas y que se saldó con cinco detenidos y el registro de cuatro negocios, aunque finalmente se retiró la acusación contra uno de ellos por no quedar debidamente acreditada su implicación en los hechos.

Los otros tres implicados alcanzaron un acuerdo con el Ministerio Fiscal tras reconocer la autoría de los hechos. El acuerdo está pendiente de ratificarse, algo que ocurrirá el próximo lunes.

Respecto al titular del gimnasio y de la tienda de nutrición en Avilés, la Fiscalía sostiene que valiéndose de su función como entrenador, el imputado captaba a deportistas y les prestaba asesoramiento, al tiempo que les suministraba medicamentos anabolizantes no comercializados legalmente en el mercado español para realizar sus ciclos, sin la oportuna prescripción médica. Fiscalía asegura en su escrito de acusación que el acusado era plenamente consciente de los graves riesgos que esas sustancias entrañan para la vida y salud de los deportistas.

El 7 de septiembre de 2016 y, a raíz del contenido de las escuchas telefónicas al acusado, el Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón autorizó la realización de un registro en el domicilio del acusado, en Piedras Blancas. Durante el mismo se encontraron numerosos medicamentos cuyo uso está prohibido en competiciones deportivas. Se trataba de sustancias cuyo consumo produce resultados positivos en los controles de dopaje, según la última lista de sustancias prohibidas en el deporte publicada en 2015 por el Consejo Superior de Deportes.

El escrito recoge además que todos los medicamentos intervenidos carecían de garantía alguna en relación a las condiciones de almacenamiento y conservación a las que hayan estado sometidos, así como a las de abastecimiento, por lo que considera «puede verse comprometida su calidad, seguridad y eficacia. Esto supone un riesgo añadido más de salud pública».

Los delitos

La Fiscalía de Área de Gijón solicita que se condene al propietario del gimnasio y de la tienda de nutrición a una pena de prisión de dos años y nueve meses por un delito contra la salud pública, referido a sustancias anabolizantes que causan daño a la salud, contemplado en el Código Penal.

Además pide su inhabilitación especial para el sufragio pasivo durante el tiempo que dure la condena, así como el pago de una multa diaria de ocho euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas. Fiscalía también solicita su inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio sanitario o farmacológico por dos años, además de las costas del juicio.

El juicio oral comenzará a las 9.15 horas de la mañana del próximo lunes, 15 de octubre, en el juzgado de lo penal número 2 de Gijón.

 

Fotos

Vídeos