Los ecologistas acusan al Principado de negar los efectos de la polución

C. R. AVILÉS.

El Colectivo Ecologista de Avilés volvió a advertir ayer los altos niveles de benceno registrados en la ciudad tanto el miércoles por la noche como el jueves por la mañana. Conforme a los datos oficiales publicados por el Principado de Asturias en su página web, la estación de medición de la contaminación atmosférica de Llaranes, «que es la única que da datos en continuo del benceno, que está a contraviento y por tanto no mide la realidad de la contaminación», se pasó de 4,95 microgramos por metro cúbico de benceno a un valor de 31, pico que se que alcanzó a las diez de la noche. Ayer por la mañana, la media de las últimas veinticuatro horas de 5,3 microgramos por metro cúbico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa el valor de referencia en 1,7 microgramos por metro cúbico de media anual. La normativa española permite hasta cinco. El Colectivo Ecologista recuerda que la exposición excesiva al benceno «es perjudicial para el sistema inmunitario», ya que aumenta las probabilidades de contraer infecciones. Los niños son, junto con las mujeres embarazadas, los enfermos y las personas mayores, una población más vulnerable a los efectos de la contaminación atmosférica, advierte.

«Los picos de contaminación atmosférica disparan los ingresos hospitalarios en Asturias por enfermedades respiratorias de acuerdo a un estudio epidemiológico realizado por la consejería de Sanidad del Principado de Asturias y presentado el año 2016», lo que les lleva a afirmar que «la Consejería de Infraestructuras viene falseando la realidad cuando niega la contaminación del aire y sus efectos en la salud de los asturianos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos