«El empleo en Arcelor va a ser algo menor en Avilés, pero crecerá en Gijón»

Raúl Cueto, secretario general de UGT-FICA en Arcelor, en la entrada de la factoría en Trasona. / OMAR ANTUÑA
Raúl Cueto, secretario general de UGT-FICA en Arcelor, en la entrada de la factoría en Trasona. / OMAR ANTUÑA

«La segunda fase de la renovación de la Acería LD-III que se acometerá en las próxima semanas es clave para el futuro de la siderurgia integral»

J. F. GALÁNAVILÉS

El definitivo cierre de las ocho baterías de cok de Avilés (240 hornos en total) tras más de sesenta años para concentrar la actividad en las nuevas que se construyen en Gijón acarrean cambios en ArcelorMittal Avilés y supondrán una reorganización de la plantilla, con el compromiso por parte de la multinacional acerera de mantener el empleo de los trabajadores fijos. Raúl Cueto Ponce, secretario general de la sección sindical de UGT-FICA en la multinacional desde 2017, valora la situación.

-¿En qué punto se encuentra el proceso de cierre de las baterías?

-A lo largo de septiembre se irán parando de manera escalonada hasta culminar el 1 de octubre, día en que ya no habrá producción. A partir de ahí se procederá al definitivo apagado y al cierre, con el 31 de diciembre como fecha tope. Ya hay un número importante de trabajadores trasladados a las nuevas baterías de Gijón, y en las próximas semanas la tendencia irá a más.

-La empresa asegura que va a mantener a todos los trabajadores de la plantilla.

-Unos 250 serán asignados a las baterías de Gijón, otros cien irán siendo recolocados para cubrir prejubilaciones en distintos talleres y un pequeño colectivo, los nacidos en los años 1958 y 1959, accederán próximamente a la jubilación.

-¿Acarreará el cierre de baterías pérdida de empleo en Avilés?

-En el ámbito de la plantilla de ArcelorMittal habrá desplazamientos, cambios y recolocaciones. El empleo va a ser algo menor en Avilés, pero se va a incrementar en Gijón.

-Algunas voces dicen que se perderán más de mil empleos en Avilés, sobre todo en las auxiliares.

-Algo se perderá, pero la industria auxiliar ya está trabajando para minimizar el impacto en el empleo del cierre de las baterías de cok. De todas formas no soy la persona indicada para hablar de la industria auxiliar.

-Arcelor anuncia que no renovará a los eventuales.

-Como sucede todos los años, el personal contratado para dar vacaciones finaliza su contrato cuando termina el periodo vacacional, si bien es cierto que el avance de la negociación colectiva debe culminar con el proceso de rejuvenecimiento de las plantillas a través del contrato relevo, dotando de un contrato de estabilidad a estos trabajadores. Para la UGT el rejuvenecimiento de la plantilla y la estabilidad en el empleo supone un compromiso y una apuesta inequívoca.

-¿Qué significará la inminente segunda y última fase de la renovación de la Acería LD-III?

-Significa la culminación de un proceso de inversiones que supone una modernización de una instalación clave para el futuro de la siderurgia integral, dotándola de más competitividad y diversificación del producto.

-¿Ve expectativas de que finalmente reabra la línea pintura, cerrada en 2012?

-Es evidente que hay un proyecto en marcha, dado que ha salido a información pública la evaluación del impacto medioambiental, pero de momento no hay anuncio oficial por parte de la dirección. Por tanto, hay que esperar. Para UGT, la reivindicación de la reapertura desde 2012 ha sido una constante, y esperamos que en los próximos meses esta reivindicación se pueda convertir en una realidad, lo que supondría un impulso para el empleo en la factoría de avilés.

-Arcelor ha llevado a cabo rebajas en la producción.

-Las rebajas se anunciaron en mayo, si bien es cierto que posteriormente la factoría de Avilés ha ido recuperando producciones debido a los problemas que hubo en la planta de Italia, situación que ha propiciado un aumento de la carga de trabajo en las líneas acabadoras.

-También ha dicho que no descarta importar desbastes.

-Las importaciones de desbastes de Brasil para el tren de chapa de Gijón y ocasionalmente también para el tren de bandas en caliente se deben a la reducción de producción en Asturias y a que había excedentes en otras plantas.

-Y pide a Europa que imponga aranceles.

-La siderurgia concentra riesgos e incertidumbres como consecuencia de las importaciones de países extracomunitarios que no tienen normativas medioambientales tan restrictivas como la Unión Europea, es decir, que no pagan derechos de emisiones de CO2. Eso se llama competencia desleal. Ante esta realidad es fundamental que se adopten medidas de salvaguarda comercial para proteger el futuro del acero en Europa y los miles de puestos de trabajo que genera a través de un arancel medioambiental.

-Trump también está imponiendo aranceles.

-Esos aranceles están provocando que acero turco que antes iba a Estados Unidos esté entrando ahora en nuestros mercados, ocasionado problemas en la siderurgia, principalmente en el Sur de Europa.

-La escalada de precios del CO2 y el panorama energético tampoco ayudan.

-Es necesario que se conforme un gobierno lo antes posible para poner en marcha el compromiso de aprobar el estatuto de la industria electrointensiva que compense los costes energéticos de nuestro país en relación con la UE. La diferencia es de un 25%. Por eso es absolutamente necesario compensar los costes energéticos para así garantizar el futuro y la estabilidad en el empleo de una empresa electrointensiva como Arcelor.

-¿Cómo vislumbra el futuro de Arcelor en Asturias?

-Si una vez que se conforme el nuevo gobierno se adoptan las medidas de salvaguarda efectivas a nivel europeo y si se afronta el problema estructural que suponen los costes energéticos se contribuiría a despejar incertidumbres para el conjunto de trabajadores de Arcelor y a garantizar así nuestro futuro.