La empresa encargada del servicio de limpieza de Avilés protesta por «un salario digno»