Las empresarias buscan mercado en el exterior

Las empresarias buscan mercado en el exterior

La Escuela de Emprendedoras puso ayer en común experiencias de exportación

ALEJANDRO L. JAMBRINA

«La realidad es que las mujeres emprenden en Asturias con mayores dificultades que los hombres, y a la hora de exportar se nota aún más». Así inauguró ayer la directora general del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto, la jornada 'Claves para la exportación' organizada por la Escuela de Emprendedoras de Avilés.

Esta iniciativa también está impulsada por la Fundación para el Fomento de la Economía Social y se enmarca dentro de «los desayunos con temática, con los que pretendemos compartir experiencias profesionales en un ambiente cercano y distendido», destacó Edmundo Pérez, director de la entidad.

En la jornada participaron varias empresarias de diferentes sectores, que pusieron en común en Avilés sus experiencias profesionales a la hora de exportar y trabajar en ámbitos internacionales. Una de ellas fue Juana González de Cabo, responsable de comunicación de Asturex, «entidad pública desde la que damos apoyo a las empresas asturianas para desarrollar sus proyectos de internacionalización». González de Cabo destacó ayer la importancia de apoyar a las pequeñas empresas y emprendedores y les explicó a las presentes que desde la entidad pública trabajan desde diferentes ámbitos: «informamos a las empresas sobre sus necesidades y les ayudamos a hacer estudios de mercado, ayudamos en la promoción y posicionamiento digital tutorizamos sus proyectos e incluso les ofrecemos asistencia técnica en otros países con profesionales locales», reseñó.

Otra de las participantes fue la vocal de la Federación de Empresarias y Directivas de Asturias (FEDA), y comercial de la empresa Texpro, «de la que el 90% del negocio lo realizamos en África y contamos con un equipo de mujeres sin miedo a la exportación», aseguró. Fernández aconsejó a las demás empresarias a empezar cerca de casa «un ámbito nacional es lo más natural, después será el momento de expandirse, siempre con un criterio de responsabilidad muy alto», añadió.

Otra de las mujeres emprendedoras que dialogaron ayer en la Escuela de Emprendedoras fue Diana Llamazares, socia de una galería de arte que ha llevado a cabo un proceso de exportación presentando a sus artistas en otros países. «Salir al mercado exterior no es nada fácil, dudas hasta en que caja enviar las obras de arte pero el aprendizaje y la experiencia que ganas es enorme», destacó Llamazares. Reconoció que en su caso «no me he encontrado mayores dificultades por el hecho de ser mujer, porque he tenido la suerte de trabajar con empresas de confianza y muy serias que nunca me han puesto trabas», concluyó.