Un empresario ovetense abrirá un hotel de 14 habitaciones en las casas gemelas de Galiana

Las casas gemelas de Galiana, ya rehabilitadas, donde abrirá un nuevo hotel. / MARIETA
Las casas gemelas de Galiana, ya rehabilitadas, donde abrirá un nuevo hotel. / MARIETA

El establecimiento, que podría alojar a sus primeros clientes a lo largo del verano, contará con jacuzzi y cocina en algunas de las habitaciones

RUTH ARIAS AVILÉS.

Avilés contará en poco tiempo con un nuevo hotel. Será un establecimiento de tamaño reducido, con catorce habitaciones, que se ubicará en pleno casco histórico de la ciudad, en Galiana. El nuevo alojamiento, que se ubicará en las denominadas casas gemelas de los números 25 y 27, en el último tramo de la calle, podría abrir este mismo verano, aunque sus gestores aún no manejan fechas concretas porque aún faltan algunos trabajos por realizar.

La gestión correrá a cargo del empresario ovetense Tino Álvarez, responsable de dos hoteles rurales en el Caudal: La Aldea Soñada del Angliru y El Palacete Soñado del Aramo, y que en su día proyectó un hotel de cinco estrellas en Gijón, aunque finalmente se decantó por unos apartamentos turísticos. El hotel avilesino seguirá la misma línea marcada en los negocios que ya están en marcha, con una apuesta por la calidad y el diseño. «Buscamos ofrecer a nuestros huéspedes algo más que un alojamiento, tratando de darle un valor añadido a sus estancias y generando experiencias», señalan sus responsables.

Así, muchas de las habitaciones dispondrán de jacuzzi y cocina equipada integrada, buscando que los huéspedes puedan tener «una mayor autonomía». Estarán dotadas además de colchones «de gran espesor efecto nube» y de sábanas de algodón egipcio.

La empresa ha apostado por Avilés y abrirá en la ciudad su primer hotel urbano, ya que el proyecto de Gijón aún está en fase de tramitación. En favor ha jugado poder contar con una ubicación céntrica, con vistas tanto a Galiana como al parque de Ferrera, junto al que el establecimiento tendrá un jardín, como el resto de las edificaciones de la calle.

El inmueble ha sufrido un largo proceso de rehabilitación. Promovido por unos empresarios locales, sufrió una paralización en el año 2011 tras una denuncia ante Patrimonio del historiador Vidal de la Madrid. La obra se retomó hace unos años, no sin dificultades y correcciones, y por fin se ha dado por concluida, contribuyendo a mejorar la imagen y a impulsar el último tramo de la calle, en el que se proyecta además la construcción de un edificio en el solar que hay actualmente vacío en la esquina con la avenida de Cervantes y se está rehabilitando también otro inmueble, el que se encuentra frente a la entrada del Ferrera y da también al parque de El Carbayedo.

El alojamiento, que está pensado bajo un concepto de «exclusividad y diseño», se enfocará para su comercialización a todo tipo de segmentos, desde el turista al viajero de empresa. «Nos dirigiremos a todos lo públicos posibles, desde el turismo de ocio y familiar que desea conocer nuestra tierra y todas las posibilidades que ofrece Avilés, pasando también por el de empresa y negocios», señalan desde la empresa.

Selección de personal

De momento, y de cara a poner el nuevo hotel en marcha lo antes posible y poder estrenarlo en temporada alta, la de mayor afluencia de visitantes a la ciudad, sus gestores han puesto en marcha ya los primeros procesos de selección de personal. Inicialmente se buscan trabajadores para llevar a cabo las tareas tanto de recepción como de limpieza. En concreto, se buscan recepcionistas, auxiliares de recepción y limpiadores, y la convocatoria ha generado una gran expectación.

El hotel, que ya cuenta con la preceptiva licencia municipal, es también del agrado del Ayuntamiento, ya que responde al tipo de turismo que se desea fomentar, de un nivel medio o alto y que apuesta por la calidad tanto del propio hotel como de los servicios que ofrece. Es además de tamaño reducido, por lo que considera que será sostenible y responderá a las necesidades de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos