Las empresas del PEPA piden coordinación ante los «peligros» del nuevo enlace con la autovía

Las empresas del PEPA piden coordinación ante los «peligros» del nuevo enlace con la autovía
Avenida de la Siderurgia que bordea el PEPA por su lado norte y que captará todo el tráfico de entrada y salida desde la autovía AI-81. / MARIETA

La entidad de conservación advierte de posibles problemas de convivencia con el aumento de tráfico y la actividad empresarial

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La avenida de la Siderurgia, una de las principales arterias que atraviesan el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA), se va a convertir en los próximos meses en una carretera regional de cuatro carriles en la que convivirá todo el tráfico pesado de la margen derecha de la ría de Avilés, los turismos que quieran acceder a la ciudad y los trabajadores de las empresas ubicadas en el polígono. Esta mezcla de usos y tráficos ha activado ya las alarmas en el empresariado con actividad en la zona, que ha trasladado a la entidad de conservación su preocupación ante lo que consideran «un problema de convivencia en el que Principado, Ayuntamiento y la Sepi tendrán que actuar de forma coordinada».

Esa petición fue debatida en la última asamblea de la entidad celebrada el pasado lunes, y se integrará en un dossier que se entregará al gobierno municipal, al no poder estar presente en el citado encuentro el representante del Ayuntamiento de Avilés.

El caso de la avenida de la Siderurgia es peculiar. Atraviesa físicamente el Parque Empresarial en su cara norte, pero desde el punto de vista urbanístico no se considera que forme parte del polígono. Es más, grandes empresas ubicadas en esta calle, como Asturfeito o Fertiberia, ni siquiera pueden integrarse en la entidad de conservación, con lo que eso supone de merma de ingresos para abordar cuestiones como la retirada de basuras o la vigilancia. Esa situación anómala deja este espacio en una especie de limbo dentro del polígono que se traduce en problemas de mantenimiento y una imagen frecuente de abandono.

Los empresarios también piden espacio para la industria tradicional en el suelo de las baterías de cok

A esos problemas y los que se avecinan del incremento de tráfico proveniente del enlace del PEPA con la autovía, se sumará en breve el proyecto de urbanización de una parcela de la Sepi al norte de la avenida de la Siderurgia. Uno de los usos de esos terrenos será para dotar al polígono de plazas de aparcamiento, por lo que se puede crear un 'cinturón' de tráfico para los trabajadores que dejen allí sus vehículos y tengan que cruzar cuatro carriles para acceder a sus empresas.

La entidad de conservación, que preside Manuel González Vila y está integrada en la Federación de Polígonos Industriales de Asturias (APIA), trasladará al gobierno local la necesidad de que haya una «coordinación» entre el Ayuntamiento, el Principado y la Sepi para ordenar todo lo que afecta a la avenida de la Siderurgia. Eso se tiene que traducir, según los empresarios, en garantizar la seguridad del tráfico y los peatones, además de resolver el mantenimiento del vial y las zonas comunes que actualmente no se consideran dentro del Parque Empresarial.

Por otro lado, también se trasladará al concejal de Urbanismo la inquietud de los empresarios por conocer el uso que se le dará al suelo que se libere dentro de un año en las baterías de cok de ArcelorMittal.

Hasta ahora solo preocupaba la suciedad y contaminación de la actividad de las baterías, pero con el cierre ya programado también preocupa el futuro de ese suelo. En ese sentido, tal y como se expresó en la asamblea del lunes, los empresarios quieren que se tenga en cuenta a la industria tradicional que ya desarrolla su actividad en el Parque Empresarial.

El gobierno municipal le ha dado mucho peso en sus manifestaciones públicas al sector tecnológico para ocupar ese suelo liberado, pero los empresarios del polígono quieren más flexibilidad para combinar distintos tipos de industria. Consideran que no sería lógico que muchas de las actuales empresas asentadas en el PEPA estén comprando parcelas que quedan libres para ampliar su actividad y que no puedan optar a desarrollar sus proyectos en la nueva urbanización. Eso, consideran, podría forzar a alguna de ellas a irse de la ciudad si no encuentra suelo disponible en condiciones competitivas.

Otro aspecto que preocupa, según ha podido saber este periódico, es la comercialización de esas parcelas de las baterías de cok, ya que los empresarios esperan que la Sepi no traslade a los precios del suelo el coste del desmantelamiento, descontaminación y reurbanización. En ese sentido, pedirán una actitud vigilante al Ayuntamiento y al gobierno del Principado.

En la asamblea de la entidad de conservación celebrada el pasado lunes también se hizo un repaso al estado de la prestación de servicios en el marco del convenio de colaboración con el Ayuntamiento. Los empresarios asumen con sus cuotas las tareas de limpieza, jardinería, basuras, vigilancia y cuidado general, mientras que el gobierno municipal se encarga de otros servicios como agua, saneamiento, señalización o alumbrado público.

Robos y vigilancia

En ese sentido, sigue preocupando el incremento de robos a las empresas asentadas en el Parque Empresarial. Los recursos de la entidad de conservación son limitados, ya que no pueden participar medianas y grandes empresas porque se consideran urbanísticamente fuera del polígono como las citadas de la avenida de la Siderurgia. Además, tampoco contribuye ArcelorMittal al ocupar sus baterías de cok un suelo que es de alquiler y propiedad de la Sepi. Por tanto, en asuntos como la vigilancia, la empresa contratada solo vigila el polígono por las noches, de lunes a viernes, los sábados desde las dos de la tarde, y las veinticuatro horas los domingos y festivos. Esa vigilancia cuenta con el refuerzo puntual de la Policía Local de Avilés, aunque dentro de su distribución de efectivos por toda la ciudad.

La reunión entre la entidad de conservación y el Ayuntamiento también servirá para repasar otras cuestiones relacionadas con el mantenimiento de las calles del Parque Empresarial, como el estado del firme de los viales, las aceras y algunos problemas relacionados con la iluminación pública y las canalizaciones.

Por otro lado, APIA valora positivamente el esfuerzo del gobierno municipal en la subsanación de deficiencias denunciadas en Las Arobias en otro dossier entregado hace meses en el Ayuntamiento en representación de los empresarios.

Más

Temas

Avilés
 

Fotos

Vídeos