La estación de medición de calidad del aire del faro se traslada a Guadalhorce

La estación de medición ya está instalada al final del paseo de la ría e inicio de las instalaciones de la antigua rula pesquera. / LVA
La estación de medición ya está instalada al final del paseo de la ría e inicio de las instalaciones de la antigua rula pesquera. / LVA

El Puerto considera la nueva ubicación al final del paseo «mucho más adecuada» y representativa de los valores a los que se someten los ciudadanos

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La reorganización de las estaciones de medición de calidad del aire en Avilés ha dado un nuevo paso después del cambio de ubicación de la de la plaza de Los Oficios cuando se abordaron las obras de construcción de la glorieta hace dos años. Ahora le toca el turno a la estación del faro de Avilés, instalada en suelo propiedad de la Autoridad Portuaria, que ha sido trasladada al final del paseo de la ría en la avenida de Conde de Guadalhorce, junto al panel que indica a los peatones la calidad del aire que respiran, tal y como anuncio ayer el Puerto.

El Plan de mejora de la calidad del aire de la zona de Avilés se aprobó mediante acuerdo de Consejo de Gobierno del Principado de 9 de agosto de 2017. Dentro de dicho plan se establecen una serie de propuestas y medidas a acometer para tratar de mejorar la calidad del aire, así como para optimizar la red de seguimiento y control de la contaminación atmosférica.

Entre las medidas propuestas para la mejora de la calidad del aire, dentro de la Medida número doce: 'Optimización de la red de medida de la calidad del aire en la zona de afección del Plan', se propuso el traslado y reubicación de la estación denominada Faro de San Juan, propiedad de esta Autoridad Portuaria.

En su lugar se instalarán dos nuevos sensores de dirección y velocidad del viento

El 7 de noviembre pasado, la Dirección General de Prevención y Control Ambiental autorizó su traslado a las inmediaciones del paseo situado en la avenida del Conde de Guadalhorce junto al panel informativo de la calidad del aire, propiedad también del Puerto. Esta ubicación se considera «mucho más adecuada y representativa de la calidad del aire real que respiran los ciudadanos, al tratarse de una zona de tránsito habitual y mucho más próxima a núcleos poblados que en su anterior ubicación en el Faro de San Juan, lejos de núcleos poblados y donde las mediciones de PM10 registradas estaban fuertemente influenciadas por las brumas y aerosoles marinos». Hay que tener en cuenta también que Conde de Guadalhorce está más expuesta a un intenso tráfico, donde se podrá medir su incidencia en el entorno, en especial en el paseo de la ría que transitan cientos de avilesinos cada día.

Su traslado ya se ejecutó en el mes de diciembre y los datos ya se pueden consultar a través de la página web del Puerto y próximamente a través de la web del Principado. Su nueva denominación será 'Estación Conde Guadalhorce'.

Asimismo, en la anterior ubicación del faro se instalarán dos nuevos sensores de dirección y velocidad del viento cuyos registros se podrán ver a través de la página web del Puerto. Dichos sensores se integrarán en el Cuadro de Mando Ambiental del Puerto de Avilés que facilita información de la dirección e intensidad del viento a los usuarios registrados.

Esta reorganización de las estaciones para saber de forma más fidedigna la calidad del aire que respiran los avilesinos y los factores externos de los que depende, se produce tras conseguir el Gobierno del Principado a través de la Viceconsejería de Medio Ambiente, otro paso decisivo como ha sido sacar la estación Matadero de Las Arobias de la red de medición de la contaminación, con el visto bueno de la Unión Europea. No obstante, se mantendrá en funcionamiento porque se considera de interés conocer los datos que arroja.

Más

Temas

Avilés