La Exposición vuelve a deslizarse sobre hielo

Los primeros usuarios disfrutaron ayer en la primera jornada de apertura de la pista de hielo instalada en la plaza de La Exposición. / OMAR ANTUÑA
Los primeros usuarios disfrutaron ayer en la primera jornada de apertura de la pista de hielo instalada en la plaza de La Exposición. / OMAR ANTUÑA

La instalación ofrece hasta el próximo día 7 de enero 450 metros cuadrados de superficie patinable, cafetería y alquiler de patines | Grandes y pequeños disfrutaron ayer de la pista helada durante la jornada festiva

EVA FANJUL AVILÉS.

«Me alegro mucho de que la hayan puesto de nuevo, nos gusta patinar y si no tendríamos que irnos a Gijón o a Oviedo para hacerlo», comenta la adolescente corverana Aroa Martínez, mientras se calza los patines junto a sus amigas a la entrada de la pista de hielo instalada en La Exposición.

Como estas chicas, muchos grupos de jóvenes y familias con niños se acercaron ayer a la instalación que repite entre los platos fuertes del programa navideño de Avilés tras la buena acogida del pasado año.

Algunos de los presentes ayer tarde probaban suerte por primera vez con los patines de cuchilla, «esto es mucho más difícil que con las ruedas», comenta una joven a sus acompañantes, tras salir indemne de un resbalón y librar una caída.

Otros ya son casi veteranos en estas lides, y saben que no hay que confiarse con el hielo a no ser que uno domine la técnica. «Yo ya pagué la novatada el año pasado. Este año vengo mucho mejor pertrechado, con guantes de protección. Sigo patinando igual de mal pero al menos estoy más preparado», explica con mucho humor Luismi Fernández, al tiempo que acompaña a su hija Maika a la pista. La niña, que avanza sin dificultad sobre el hielo, lo tiene claro, «yo sé patinar pero papá lo hace fatal», sentencia.

En la pista de hielo cada uno va a su ritmo. Los patinadores menos experimentados se deslizan cerca de la valla que limita la pista para poder asirse en caso de desequilibrio, mientras los usuarios más experimentados lo hacen a su antojo, eso sí «siempre en el mismo sentido de la marcha, para evitar colisiones», indican los responsables.

Y es que el uso de esta instalación de ocio deportivo exige el cumplimiento de una serie de normas a los usuarios. Por ejemplo, no se permite la utilización de teléfonos móviles mientras se patina, «no se puede hablar, ni hacer fotos, ni grabar», indican. Por motivos de seguridad, tampoco se pueden hacer carreras, piruetas, saltos o cadenas de patinadores.

El frío se hace notar en el acceso a la pista de hielo, «estamos a unos cuatro o cinco grados», comenta un miembro de la organización, por eso «insistimos en que los patinadores vengan abrigados». Otro de los imprescindibles para poder acceder al hielo son los guantes. «Protegen las manos. No se puede patinar sin ellos» advierten en el mostrador de alquiler de patines.

La pista de hielo permanecerá abierta hasta el 7 de enero. El horario de lunes a domingo es de 10 a 22 horas. Los días 24, 31, y 5 de enero, la pista abrirá de 10 a 19 horas. El 25 de diciembre y el 1 de enero, abrirá solo de 16 a 22 horas. Y el 6 de enero lo hará de 16.30 a 22 horas. El precio es de 6 euros la hora, más dos euros por el alquiler de patines.

 

Fotos

Vídeos