La muerte del motorista de 25 años conmociona Avilés

El accidente se produjo en la calle Reyes Católicos a escasos metros de la rotonda de entrada a Villalegre y Las Vegas. / MARIETA
El accidente se produjo en la calle Reyes Católicos a escasos metros de la rotonda de entrada a Villalegre y Las Vegas. / MARIETA

Damián Povedano perdía la vida al intentar adelantar en un tramo en curva al vehículo que le precedía

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

Un accidente de tráfico acababa ayer con la vida del joven Damián Povedano. El chico, de 25 años, circulaba en su moto por la calle Reyes Católicos, que da entrada al barrio de Villalegre y a Las Vegas, cuando al intentar adelantar chocaba contra un coche. El siniestro se producía sobre las 6.25 horas, momento en el que se alertó al Centro de Coordinación de Emergencias del Principado.

En la llamada se daba cuenta del accidente y se advertía de que «no se veía a los ocupantes del turismo», según relatan desde el 112. Damián Povedano se dirigía en dirección a Villalegre, bajando la calle que está en ligera cuesta, e iniciaría las maniobras de adelantamiento de un turismo que le predecía en la calzada en una zona en la que hay una curva. Cuando estaba a punto de finalizar el adelantamiento con su Honda 600 invadió parte del carril contrario, colisionando en ese mismo instante con un segundo coche que circulaba en sentido contrario.

El choque fue fronto-lateral según explican los agentes de la Policía Local, que fue avisada por el Centro de Emergencias y que trasladaba a la zona a sus patrullas. Un testigo narró a la policía lo ocurrido precisando que «el joven iba a una velocidad elevada en el momento del accidente».

Fruto del fuerte impacto, Damián Povedano salió despedido fuera de la calzada y de la acera, terminando en la zona ajardinada de la cuneta. A pesar de que se movilizaron efectivos del SAMU con una ambulancia y una UVI móvil, nada se pudo hacer para salvar su vida. Hasta horas después no se pudo confirmar su identidad, ya que aunque portaba consigo su documentación, en el momento del siniestro no se le había podido retirar el casco. Fue ya en el Instituto Anatómico Forense cuando se pudo certificar su identidad.

En el accidente también resultó herido el ocupante del coche contra el que colisionó Damián Povedano. El hombre, J. G. M., de 48 años y también vecino de Avilés, circulaba con su Fiat Línea por la calle Reyes Católicos. En su caso subía el tramo en dirección a la Autopista A-8. A mitad de cuesta se topó de frente con la moto, que no pudo esquivar.

El Centro de Coordinación de Emergencias movilizó a la zona a cuatro efectivos de Bomberos con base en el parque avilesino, que se trasladaron con el vehículo de primera salida y el furgón multisocorro. Como en la llamada se advertía que no se veía a los ocupantes del turismo el desconcierto en los primeros minutos fue grande. Al llegar, los efectivos de bomberos tuvieron que sacar del interior del coche a su conductor.

Esta tarea les llevó unos minutos, ya que tuvieron que servirse de ayuda del equipo médico presente en el lugar del accidente, que le colocó un collarín. Una vez listo, los bomberos lo extrajeron del automóvil con la tabla de rescate y por el lado del copiloto. En una primera valoración se tipificaron sus heridas como leves, destacando una fuerte contusión en el rostro y un fuerte estado de shock, que hizo que le derivaran al Hospital Universitario San Agustín.

La Policía Local tuvo que cortar ese tramo de carretera durante una hora aproximadamente para que se llevaran a cabo las tareas de limpieza de la calzada. Esta había quedado llena de restos de la moto, que quedó prácticamente destrozada, y del turismo. Además, en la vía hubo que echar arena para filtrar los fluidos expulsados por ambos vehículos en el accidente.