Fallece un joven tras precipitarse desde un octavo piso en Severo Ochoa

La Policía acordona el lugar del suceso. / LVA
La Policía acordona el lugar del suceso. / LVA

R. D.AVILÉS.

Jorge León Sánchez, de 31 años, falleció a media mañana de ayer jueves tras precipitarse al vacío desde un octavo piso del número trece de la calle Severo Ochoa, en la confluencia con la avenida de San Agustín. Su cuerpo quedó tendido varios minutos en la vía pública bajo la atónita mirada de transeúntes y vecinos, sin que los servicios sanitarios pudiesen hacer nada por salvar su vida.

Según varios testigos la víctima se arrojó de forma voluntaria. También aseguran que momentos antes sus padres habrían intentado persuadirle de que abandonase sus intenciones. Incluso sostienen que llegaron a sujetarlo, sin poder evitar que se precipitase al vacío.

El suceso se registró en torno a a las once horas, en un momento en el que pese a tratarse de una zona bastante transitada nadie caminaba por ese tramo de acera. Una vez los sanitarios certificaron el deceso la autoridad judicial ordenó el levantamiento del cadáver, trasladado al Instituto Anatómico Forense de Asturias, en Oviedo. La investigación ha quedado en manos de la Policía Nacional.

León había jugado en equipos de base en clubes como El Quirinal y el Navarro, por lo que era muy conocido en los ambientes futbolísticos de la comarca, especialmente entre los jóvenes de la generación 1988-89, y fue alumno del Instituto Número 5. La capilla ardiente quedó instalada ayer en el Tanatorio Avilés y el funeral se celebrará a las cinco de la tarde de hoy jueves en la iglesia parroquial de Santo Tomás de Cantorbery.