Fallece Pepe Vallina, miembro de la familia propietaria de la empresa Embutidos Vallina

Personal de la Embutidos Vallina posa ante la sede de la empresa, en La Laguna /Marieta
Personal de la Embutidos Vallina posa ante la sede de la empresa, en La Laguna / Marieta

Regentó la empresa durante años junto a sus hermanos Carlos y Prudencio y el funeral se celebrará a las cinco de la tarde de mañana lunes en San Nicolás de Bari

J. F. G.

José Luis Vallina Suárez, Pepe Vallina, ha fallecido este domingo a los 83 años como consecuencia de una enfermedad. Era uno de los miembros de la familia propietaria de Embutidos Vallina y junto a sus hermanos Carlos y Prudencio, este último ya difunto, llevó las riendas de la empresa, heredada de sus padres, Carlos y Esperanza, desde los años hasta su jubilación y la de su hermano Carlos. Desde entonces el testigo ha quedado en manos de la que ya es la quinta generación de los Vallina, formada por nietos y biznietos del fundador, José Vallina.

Pepe Vallina estaba casado con María del Carmen Valdés Blanco y tuvo cuatro hijos, Esperanza, Carlos, Carmen y Lucía Vallina Valdés. La capilla ardiente ha quedado instalada en el Tanatorio Avilés y el funeral se celebrará a las cinco de la tarde de este lunes, 12 de agosto, en la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari.

Embutidos Vallina es una de las empresas punteras del sector agroalimentario asturiano. Inició su andadura en 1902 con una carnicería en la calle de Galiana. Con sede en Avilés, actualmente cuenta con un centro de producción en La Laguna (Castrillón), delegaciones en Galicia, País Vasco, Castilla León y Madrid y una flota de camiones propia. Emplea a más de cien trabajadores.

Su producto estrella es la longaniza, la longaniza de Avilés, elaborada de forma artesanal a partir de una cuidada selección de carnes de cerdo y especias y embutida en tripa natural. También comercializa una amplia gama de productos, tales como embutidos, carnes, fiambres, quesos, jamones y preparados, como su compango, que reúne en un envase ingredientes como chorizo, morcilla, panceta e incluso las propias fabas. El 'pack' se comercializa en todo el territorio nacional y se exporta a países como la República Domicana, Inglaterra o Alemania.