La falta de médicos incrementa la presión asistencial en los centros de salud del área

Pacientes en el centro de salud de Sabugo. / MARIETA
Pacientes en el centro de salud de Sabugo. / MARIETA

A pesar del descenso en el número de consultas de pacientes, los médicos están más saturados que hace un año

RUTH ARIAS AVILÉS.

Menos pacientes, menos médicos, más trabajo. Este podría ser el resumen de lo que está empezando a ocurrir en los centros de salud a tenor de los datos de actividad de atención primaria en el Área Sanitaria III, con cabecera en Avilés y que aglutina además a los concejos de Castrillón, Corvera, Illas, Gozón, Pravia, Muros de Nalón, Soto del Barco y Cudillero. El incremento no llega a ser alarmante, pero sí indica por dónde irán los tiros si no se soluciona en un plazo razonable el problema de la falta de profesionales del sector.

En el mes de enero de este año, por ejemplo, el último del que han logrado cerrarse los datos, las consultas de medicina del área sanitaria atendieron a un total de 59.691 pacientes, un número significativamente menor que las 65.061 que habían atendido en el mismo mes del año pasado.

La cantidad de personas que acuden a consultas de atención primaria varía mucho a lo largo del año, y es más intensa en los meses de invierno, cuando se registran más problemas respiratorios y también procesos víricos, que durante el verano, cuando la gente, por norma general, suele gozar de mejor salud. Tampoco es regular todos los años, puesto que depende en gran medida de los picos de la gripe y otras enfermedades epidémicas, pero resulta significativo que, a pesar de ese descenso de alrededor de 5.400 consultas, la presión asistencial se haya incrementado en cerca de medio punto en el caso de los médicos y uno en el de las enfermeras. Es decir, que los centros de salud tuvieron una menor afluencia de pacientes pero, en cambio, los profesionales estuvieron un poco más cargados de trabajo, lo que solo se explica por el hecho de que haya un número inferior de ellos.

Los problemas para cubrir las vacantes afectan desde algunos años de manera desigual a las distintas especialidades médicas. En el área hay especiales problemas en algunos servicios como el de Dermatología, pero alcanzan prácticamente a todas las especialidades, incluidas las de Medicina de Familia y Pediatría. En esta última, por ejemplo, la presión asistencial ha subido de manera importante, y cada profesional atiende de media a dos menores más que hace un año cada día.

Por centros de salud, la carga de los médicos también es diferente, aunque en la mayoría de los casos se atiende a más de treinta pacientes cada día. El que más carga soporta es el de Castrillón, allí la media de consultas llega a ser hasta de 37.6 diarias, la cifra más elevada de todo el área sanitaria.

Le sigue el de Villalegre-La Luz, aunque allí la media baja hasta las 35,5 consultas diarias. Intensa es también la jornada en el centro de salud de El Quirinal, así como en Llano Ponte y en La Carriona, todos ellos en Avilés, donde se superan las 34. El centro de Sabugo, sin embargo, que en el pasado recibió numerosas quejas por la saturación, parece haber solventado, al menos en parte esos problemas, y baja hasta las 33 consultas al día por médico.

Del área sanitaria, el centro donde los médicos están más relajados, si es que en algún sitio lo están, es en Cudillero, donde la media de pacientes atendidos cada día baja hasta los 28,2. Es el único centro donde la media baja de las treinta consultas diarias. En la zona intermedia de la tabla se encuentran los centros de Corvera, Pravia y Gozón, donde el ritmo de trabajo es ligeramente inferior al de Avilés.

Enfermería

Las enfermeras, por su parte, tienen las agendas más cubiertas también en Castrillón, donde la media de pacientes diarios supera los 25, muy por encima de la del resto y, sobre todo, la de La Magdalena y Pravia, donde lo más habitual es que en cada jornada se atienda a 19 pacientes.

Más información

Temas

Avilés