La dirección de Fertiberia afea a los sindicatos «no respetar el convenio»

Concentración de trabajadores ante la factoría de Fertiberia en Trasona. / MARIETA
Concentración de trabajadores ante la factoría de Fertiberia en Trasona. / MARIETA

Alerta del «absentismo en la planta, con doce personas ausentes de su puesto cada día»

FERNANDO DEL BUSTO TRASONA.

La dirección de Fertiberia Avilés aseguró ayer que el seguimiento de la huelga vivida los pasados jueves y viernes fue del 41,9%, descontando los servicios mínimos y el personal de vacaciones, expresando, además, su disconformidad con los motivos de la movilización «que exceden ampliamente lo pactado en el convenio colectivo firmado en junio de 2018».

Desde la empresa, se respondía ayer a las causas de las movilizaciones que habían presentado los sindicatos Comisiones Obreras, CSIF y CGT; además de reprochar a las tres centrales que no respetasen «el procedimiento de resolución voluntaria de los conflictos establecida en el convenio colectivo». Según este acuerdo, se crea una comisión mixta intercentros para la interpretación de las discrepancias que surgen durante el desarrollo del convenio y resolverlos de manera consensuada.

La dirección aporta datos sobre la denuncia de precariedad laboral, desvelando que con una plantilla de 775 trabajadores, el 98% cuenta con un contrato fijo. «Nuestra empresa contrata a través de empresas de trabajo temporal para cubrir el absentismo y dar formación al personal propio, tal como regula el convenio colectivo», afirma el comunicado.

En este sentido, la empresa mantiene que, a pesar de tener una media de edad de 39 años, el absentismo se encuentra en cifras del nueve por ciento, lo que «equivale a doce personas ausentes de su puesto de trabajo cada día. Este valor está muy por encima de cualquier referencia del sector y de la industria».

También se recuerda que la jornada de trabajo pactada es de 216 días de los que tres, como mínimo, se dedican a formación en seguridad.

Esto supone que cada persona trabaja «35,5 horas semanales frente a las cuarenta que permite el Estatuto de los Trabajadores». Además, el Convenio 2018-22 recoge una futura reducción de dos días de trabajo. Desde Fertiberia también se recuerda que durante los años de la crisis se han mantenido las inversiones en la planta de Avilés, además de que los salarios han mantenido su poder adquisitivo y mejoraban el convenio de la Química.

La dirección también asegura que la plantilla «ha gozado de libertad para organizar y disfrutar de los tiempos de descanso establecidos en el Estatuto de los Trabajadores.

Desde la gerencia de la empresa, se mantiene su voluntad «a mantener el diálogo dentro del marco y los límites fijados en el convenio colectivo».

Temas

Avilés