El Festival Folclórico se despide tras un nuevo éxito

Los grupos participantes en esta edición han dejado un gran sabor de boca entre el público. / MARIETA
Los grupos participantes en esta edición han dejado un gran sabor de boca entre el público. / MARIETA

La segunda gala del certamen tuvo lugar en el auditorio del Niemeyer y supuso el acto de clausura a los cuatro días de festival

MARINA MARTÍNAVILÉS.

El Festival Folclórico Internacional se despidió ayer por todo lo alto con su segunda gala en el auditorio del Centro Niemeyer, en la que volvió a llenar las gradas de un público dispuesto a disfrutar de los espectáculos de danza traídos de diferentes partes del mundo.

Los países que participaron en el espectáculo volvieron a ser Tahití, Sri Lanka, Serbia, Argentina y el anfitrión: España. Pero, eso sí, con bailes distintos que los que se vieron en la gala del viernes para aquellos que decidieran repetir ambos días. También cambió el orden de representación, pero la función fue igual de colorida, vistosa y llena de folclore que el primer día.

Comenzaron esta vez actuando los anfitriones, la Agrupación Folclórica Sabugo ¡Tente Firme!, que, a golpe de pandereta, inundó el auditorio de sonidos y bailes astures. La agrupación nació en Avilés hace más de cincuenta años con el fin de fomentar las costumbres asturianas y marineras.

El grupo folklórico serbio Abrasevi volvió a ser uno de los participantes, deslumbrando al público con sus trajes pulcros y simétricos. Esta compañía se fundó hace 114 años en Valjevo y ha sido galardonado con una gran cantidad de premios musicales. De Tahití llegaron para poner color al festival Hei Show Tamure, una agrupación formada por bailarines y músicos polinesios que participa activamente en la promoción de su cultura tradicional, yendo a llevar su alegría cada año en varios festivales internacionales de folklore por todo el mundo. Desde Sri Lanka llegó Sama Ballet a poner color a la gala, con sus ritmos orientales y sus vestidos Sri Lanka llenos de tachuelas, joyas y abalorios que sonaban solamente con el movimiento de los bailarines. El Gran Ballet Argentino es una compañía artística, fundada en 1963, dedicada a la difusión de la música y las danzas argentinas creando unas puestas en escena multitudinarias y singulares.

Se cerró así la edición número treinta y nueve del Festival Folclórico Internacional, el más longevo de la comarca después del Certamen Ganadero. Avilés se queda huérfano de folclore internacional durante un año, pero podrá seguir disfrutando del autóctono.