El fiscal pide la absolución del acusado de agredir sexualmente a su mujer

El visionado de un vídeo en el que ella habría reconocido que él no había hecho nada, determinante en la retirada de la acusación

EFE

La Fiscalía del Principado de Asturias ha pedido hoy la libre absolución del acusado de agredir sexualmente a su mujer el pasado 21 de noviembre de 2017 en un domicilio de Corvera por no darle ninguna credibilidad a la denunciante y no haberse podido demostrar que hubiera habido violencia entre ambos.

El Ministerio Público solicitaba inicialmente una pena de tres años de prisión y cuatro de alejamiento para un hombre acusado de agredir sexualmente a su mujer en Corvera, tras la negativa de ésta a mantener relaciones sexuales, y a la que habría provocado cervicalgia y contusiones en las extremidades superiores.

Tras escuchar a la denunciante, el fiscal resolvió que no dijo «ni una sola verdad» y que su objetivo era obtener la nacionalidad española -ella es procedente de Venezuela- a través del matrimonio, tal como lo intentó con una anterior paraje que igualmente fue denunciada por una supuesta agresión sexual, que finalmente fue archivada.

Los hechos que se vieron hoy en el Juzgado de lo Penal número 1 de Avilés ocurrieron el 21 de noviembre de 2017.

El hombre está acusado de arrojar sobre la cama y hacerle tocamientos en la zona genital a su esposa en el domicilio de ésta, tras negarse a mantener relaciones sexuales con él.

Como consecuencia, la mujer habría sufrido cervicalgia y contusiones en las extremidades superiores, lesiones que tardó en curar cinco días y que no le dejaron secuelas.

Uno de los testigos, un fisioterapeuta que la había tratado en dos ocasiones, ha indicado que el problema de cervicales se podría justificar con el ejercicio de su profesión como camarera y el abogado de la defensa, José Manuel Rodríguez, sostiene que los hematomas digitiformes pudieron haber tenido un origen al margen del marido.

Pero más allá de las testificales, fue la evidencia de un vídeo incluido en la causa a última hora lo que ha inclinado al fiscal a pedir la absolución.

Se trata de un vídeo grabado el 7 de febrero, cuando existía una orden de alejamiento, que recoge la escena de la mujer picando en la puerta de la casa de su marido y éste, para protegerse, la graba.

Se escucha al acusado decirle «no quiero ningún problema, si te ven aquí me llevan preso, yo no hice nada» y ella le responde: «Ya sé que no hiciste nada».

La acusación particular, ejercida por la denunciante, ha mantenido su versión y tanto la fiscalía como la defensa pidieron la absolución del acusado.

El fiscal ve incluso un posible delito de denuncia falsa, que la defensa valorará con el acusado si la presenta.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos