Fomento prevé el aumento de trenes entre Avilés y Oviedo antes de final de año

Un tren de cercanías que cubre la línea entre Avilés y Oviedo, a su paso por el paso a nivel de la calle de El Muelle. / MARIETA
Un tren de cercanías que cubre la línea entre Avilés y Oviedo, a su paso por el paso a nivel de la calle de El Muelle. / MARIETA

Atribuye el retraso de nuevas conexiones al bloqueo del contrato que garantiza el respaldo financiero del plan de cercanías

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

«No hay ninguna voluntad de distanciar nada respecto al anterior gobierno; todo sigue según estaba previsto en el ámbito de las infraestructuras, en el ámbito de los transportes, sin perjuicio de que medio plazo se quieran reconducir determinados aspectos. Pero nada se está parando, nada se va a parar». Es la respuesta de María José Rallo del Olmo, secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, a preguntas de la oposición en el Congreso de los Diputados sobre el retraso de la puesta en marcha de algunas de las inversiones incluidas en el compromiso de impulsar la red nacional de cercanías, entre las que se encuentra el refuerzo de trenes en la línea Avilés-Oviedo.

A la espera de que el ministerio concrete las inversiones del plan de cercanías que se ejecutarán en el corto plazo, según ha podido saber este periódico, la que afectará a las conexiones de la ciudad con Oviedo y que por lo tanto resolverá el problema del enlace con el último tren de Madrid, se pondrá en marcha en las próximas semanas, probablemente antes de final de año.

En ese sentido, Renfe estaría ya organizando un cambio de la cartelera de cercanías que podría tener fecha señalada en el mes noviembre, donde se incorporarían catorce nuevas frecuencias entre Avilés y Oviedo, según fuentes del sector. Los refuerzos asegurarán que el tiempo máximo de espera entre trenes no sea superior a media hora, además de ofrecer el servicio nocturno que permita a quienes llegan a Asturias desde Madrid en el último Alvia tener una conexión con Avilés. Este refuerzo tendría un coste anual de 1,74 millones de euros para Renfe.

Para poner el marcha esos servicios, el Ministerio de Fomento tenía que firmar el contrato de obligaciones de servicio público con Renfe. Es el ejecutivo el que marca los escenarios de amortización y permite, por tanto, a Renfe endeudarse para financiar las inversiones. Según explicó en el Congreso la secretaria general de Transportes, María José Rallo del Olmo, «la verdad es que el contrato estaba bloqueado en el mes de junio. No hubiera podido ser aprobado por las reticencias de otros ministerios. Se consiguió desbloquear en el mes de julio, que fue aprobado por la comisión delegada de asuntos económicos, y ahora ya está en la pura tramitación administrativa. Es decir, había un bloqueo por cuestiones que no vienen al caso, pero ahora está desbloqueado. Esperamos que sea una cuestión rápida, de semanas».

El ministerio espera, por tanto, «que en pocas semanas puedan iniciarse todos los servicios que estaban incluidos en este contrato», entre los que se incluiría el refuerzo de frecuencias en el servicio ferroviario entre Avilés y Oviedo.

Otra de las inversiones ligadas a ese contrato de obligaciones de servicio público es la adquisición de trenes. El denominado plan de material rodante también estaba condicionado por el desbloqueo del contrato, ya que es el documento que marca los escenarios de amortización del plan y, por tanto, permiten a Renfe endeudarse para poder adquirir el material. «Una vez que esté aprobado, como ya se está trabajando a la máxima intensidad para poder tener los pliegos terminados en cuanto pueda aprobarse el contrato, se producirá la primera licitación de trenes con el objeto de empezar a sustituir a los más antiguos», añadió Rallo del Olmo en sus explicaciones.

Avilés, a la expectativa

Desde Avilés se sigue, mientras, a la expectativa de que este nuevo compromiso se cumpla en los plazos que se maneja ahora el Ministerio de Fomento. El anterior ministro del PP, Íñigo de la Serna, había anunciado en diciembre de del año pasado la puesta en marcha del refuerzo de trenes entre Avilés y Oviedo en marzo de este año. La materialización de ese compromiso cumple seis meses de retraso y tanto desde el gobierno local como desde la oposición se insta al ministerio que ahora ocupa el socialista José Luis Ábalos a que ponga fin al agravio histórico que sufren los pasajeros de Avilés que no pueden conectar con su ciudad desde el último tren que llega a Asturias desde Madrid pasadas las once de la noche. El vehículo particular o el taxi son sus únicas opciones.

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, y el consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, tendrán ocasión de conocer de primera mano los plazos para la resolución del problema con motivo de la reunión prevista el próximo martes en el Ministerio de Fomento. Aunque no figura en el orden del día, ya que los asuntos principales del encuentro serán el plan de eliminación de la barrera ferroviaria y el proyecto de la Ronda Norte para aliviar el centro de Avilés del tráfico de camiones.

 

Fotos

Vídeos