Los fuegos de San Agustín brillaron sobre la ría avilesina