El Garmat sustituye la furgoneta accidentada en el Huerna por una cedida por la ONCE

El Garmat sustituye la furgoneta accidentada en el Huerna por una cedida por la ONCE

«Ahora mismo estamos descalzos, con sillas prestadas, y vamos a priorizar conseguir otras»

LVA

Los miembros del equipo de baloncesto adaptado Garmat Avilés Cosa Nuesa, accidentado en el Huerna hace dos fines de semana, podrán volver a viajar después de que la Fundación ONCE les haya hecho entrega esta mañana de una furgoneta adaptada al club de baloncesto en silla de ruedas Garmat.

El delegado territorial de la Fundación ONCE en Asturias, Pedro Ortiz Castillo, ha indicado que se ha decidido la cesión de este vehículo adaptado durante seis meses para que el equipo siga al ritmo que seguía y se ha comprometido a seguir colaborando en su recuperación.

El acto de entrega ha tenido lugar en el Complejo Polideportivo de El Quirinal con la presencia de la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, que ha declarado que, «después del susto, todo ha ido bien», aunque ha recordado que uno de los deportistas permanece todavía recuperándose de una fractura de húmero en el HUCA, con buena evolución.

Varela ha agradecido a la Fundación ONCE «por tener una respuesta tan rápida ante esta necesidad, que contribuirá a que el equipo recupere la normalidad».

Aladino, el presidente del equipo, que ha sido una de las víctimas del accidente de tráfico, ha explicado que ya están mucho mejor «y prácticamente curados», aunque siguen teniendo hospitalizado a un compañero en el que se le está reconstruyendo una parte del codo.

«Los médicos están contentos y esperemos que, con el tiempo, se recupere y esté con nosotros ya rodando», ha declarado Aladino.

El deportista ha vuelto a dar las gracias a las personas que detuvieron sus coches para auxiliar a los heridos en un accidente especialmente complicado, dado que nueve de los pasajeros iban en sillas de ruedas y fue dificultosa la evacuación.

Lo primero es recuperarse físicamente y después el equipo tratará de reponer todo el material perdido, como la furgoneta adaptada en la que viajaban y las sillas especiales para practicar su deporte, que tienen precios elevados.

«Ahora mismo estamos descalzos, con sillas prestadas, y vamos a priorizar este tema», ha indicado Aladino, convencido de que volverán a salir a jugar y a desarrollar su actividad habitual.