Una gestora se pondrá al frente de UGT en Avilés

Congreso de UGT en Avilés celebrado en junio del año 2016. /  LVA
Congreso de UGT en Avilés celebrado en junio del año 2016. / LVA

Estará formada por miembros de la dirección comarcal y de la Ejecutiva regional, y puede continuar hasta 2020 o nombrar a una persona en funciones

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La actividad en la secretaría comarcal de UGT seguirá con normalidad tras la dimisión del actual secretario general Iñaki Malda para presentarse en la lista del PSOE a las elecciones europeas. La Ejecutiva regional del sindicato ya ha dado los primeros pasos para marcar la hoja de ruta en los próximos meses, con el congreso de 2020. En ese momento se conocerá la nueva directiva y el nombre de la persona que sustituirá a Malda.

La comarca de Avilés tiene, por su actividad económica y social, un peso importante en el seno de UGT Asturias. De ahí que desde la secretaría de organización regional se hayan puesto manos a la obra para garantizar la estabilidad en el funcionamiento del sindicato prácticamente desde el día después de conocer la dimisión de Iñaki Malda.

El primer paso será con los diferentes actores de las federaciones de UGT comarcal en Avilés. El objetivo es buscar un consenso para crear una comisión gestora que continúe con la organización de trabajo y se garantice el servicio que se da a los afiliados, así como todas las negociaciones laborales y frentes abiertos en la comarca.

Esa comisión gestora combinará la presencia de personas de UGT en Avilés y de una representación de la comisión ejecutiva de UGT en Asturias. Una vez que se cree, puede seguir dos caminos desde el punto de visita de los plazos. En primer lugar, estaría al frente del sindicato en la comarca avilesina hasta el final del mandato, que culminaría con la celebración de un nuevo congreso en 2020.

Otra opción sería, tras un plazo de acomodo a la nueva situación de unos cuatro meses, nombrar a una persona hasta el congreso que sería la cabeza visible del sindicato en la comarca y haría las funciones de la representación. En cualquier caso, la premisa es «darle continuidad al proyecto de UGT en Avilés», según aseguró a este periódico Abel Suárez, secretario de organización del sindicato en Asturias, que confía en la experiencia y capacidad de trabajo de las federaciones para seguir haciendo frente a los numerosos frentes laborales que tiene en marcha la comarca, en especial los de grandes empresas como Alcoa.

Iñaki Malda anunciaba a principios de esta semana su dimisión como secretario comarcal de UGT para afrontar su etapa política en el Partido Socialista. Su intención es aspirar a ocupar un puesto en la lista electoral de los comicios en la Unión Europea.

La decisión final de su inclusión en la lista y del puesto de salida será tomada por el comité federal del Partido Socialista. Tanto Malda como el actual eurodiputado Jonás Fernández son los nombres remitidos por la FSA a Madrid.