El gobierno rechaza sancionar a 'Miluca' porque no es «competente»

R. A. AVILÉS.

El gobierno municipal no impondrá ninguna sanción de tipo económico a Josefa Bernadal, 'Miluca', gestora de la perrera ilegal de La Luz, ya que asegura que la administración local no es competente para ello, sino que esa competencia sancionadora la tiene en este caso el Principado. «Nosotros lo que hemos ordenado es el cese de la actividad y el derribo de las casetas», explica el concejal responsable de Licencias, Manuel Campa.

El cese se produjo el pasado jueves, cuando agentes de la Policía Local, acompañados de miembros de la Fundación Protectora de Animales del Principado acudieron a La Luz para comenzar a llevarse a los 147 perros que en ese momento había en las instalaciones. La demolición de las construcciones, sin embargo, aún tendrá que esperar a que todos los canes estén fuera de las instalaciones. Se requerirá la inquilina de la parcela, la propia Bernadal, a llevar a cabo el derribo y, de forma subsidiaria, al propietario de la finca. «Si ellos no lo llevan a cabo, será entonces el Ayuntamiento quien lo haga y luego pase la factura», expone el edil.

De momento se siguen llevando a cabo tareas de limpieza y desalojo en la finca, en la que los animales se encontraban hacinados desde hacía más de una década.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos