DXC, Hiasa y Fertiberia abren el año con la previsión de incrementar sus plantillas

Ponentes en la jornada sobre acceso al mercado laboral dirigida a alumnos de Formación Profesional celebrada ayer en la Casa de Cultura . / MARIETA
Ponentes en la jornada sobre acceso al mercado laboral dirigida a alumnos de Formación Profesional celebrada ayer en la Casa de Cultura . / MARIETA

Representantes de las tres empresas afirman que tienen dificultades para encontrar determinados perfiles

J. F. GALÁN AVILÉS.

DXC Technology, Fertiberia e Hiasa abren el año con perspectivas de aumentar sus plantillas. Así lo afirmaron ayer directivos de las tres empresas en una jornada sobre acceso al mundo laboral organizada por el Centro de Formación Profesional Integrada de Avilés que congregó a cientos de estudiantes del ramo en la Casa de Cultura. Centrada en los procesos de selección de personal y en la manera de afrontarlos, los tres también coincidieron en señalar las dificultades que tienen sus empresas para encontrar determinados perfiles.

«En los currículos encuentras mucha cantidad pero poca calidad», manifestó Alfonso Toyos, jefe de recursos humanos de Fertiberia, empresa química del Grupo Villar Mir centrada en la producción de fertilizantes que cuenta con dieciséis centros de producción en España, Portugal, Francia y Argelia y da empleo a unos 3.300 trabajadores, unos 140 en la planta de Trasona.

La principal carencia, añadió, no es de índole formativa o técnica. En este apartado «el nivel es muy alto, pero se presta muy poca atención al compromiso, a la responsabilidad y a la capacidad de trabajo en equipo, cosas intangibles aplicables tanto en la vida laboral como personal. Hay que trabajar a nivel de actitud».

Toyos anunció que Fertiberia llevará a cabo a lo largo de este año y del venidero «una gran inversión» vinculada a la ampliación de una línea de producción de un producto que no concretó. El proyecto requiere un crecimiento «moderado» de plantilla, y el perfil que demanda es «técnico, de ingeniería», con el fin de formar «un equipo de trabajo altamente cualificado», concluyó el representante de Fertiberia.

El producto al que alude podría ser un agente desnitrificador susceptible de ser utilizado para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno que generan procesos que se llevan a cabo en centrales térmicas, cementeras e incineradoras. También tiene aplicaciones en industrias relacionadas con colorantes y tintes y la farmacéutica, entre otras.

DXC Technology inició su andadura en Avilés en 2003 como CSC y desde entonces no ha parado de crecer. Centrada en la gestión de servicios de tecnología de la información, ha pasado de treinta a unos 1.100 trabajadores, según precisó Salomé San Julian, 'recruiter', de la multinacional estadounidense, término que podría traducirse como responsable del proceso de selección de personal. «La idea es seguir creciendo en Asturias, atraer más proyectos».

La expansión de DXC Technology ha requerido una segunda sede, un edificio de cuatro plantas que, al igual que el principal, se ubica en el Parque Empresarial Principado de Asturias. La empresa ocupa desde finales de 2016 en régimen de alquiler la totalidad de la segunda planta y ahora se expande a la tercera. El proceso de selección de personal «ya está en marcha, aunque en algunos casos hay que esperar». El perfil que se busca es marcadamente técnico, «informáticos de todos los niveles, de FP a ingenierías», preferentemente con idiomas. «El inglés es fundamental. Tenemos algún proyecto nacional que puede no requerirlo, pero siempre es mejor tenerlo».

San Julián aprecia una brecha «entre lo que se enseña en la universidad y en formación profesional y lo que requieren las empresas». A la hora de contratar, «cuando buscas ciertos niveles de especialización, que es lo que falta, encuentras muchos problemas para dar con el perfil adecuado, sobre todo cuando buscas a alguien con más de cinco años de experiencia. A veces no nos queda más remedio que traer a alguien de otras comunidades o países». En este sentido, en la plantilla de DXC Avilés hay trabajadores de unas treinta nacionalidades, con la juventud y el multilingüismo como denominador común.

Hiasa, con sede en Cancienes e integrada en el Grupo Gonvarri, estuvo representada por Cristina Fernández, responsable de selección de personal. «Tenemos previsto hacer varias incorporaciones este año. Aún no sabemos cuántas, pero la compañía está creciendo, especialmente la línea de fabricación de estructuras para plantas solares fotovoltaicas. En nuestro sector hay ciertos puestos técnicos que requieren un alta especialización y tenemos dificultades para cubrirlos. Son perfiles que escasean», dijo durante su intervención.

En la jornada también intervino María Cruz Rubio, directora de Asesoría Jurídica Corporativa y Recursos Humanos del Grupo Daorje, una ingeniería centrada en la fabricación, montaje, puesta en marcha y mantenimiento de sistemas industriales. La regulación temporal de empleo que aplica ArcelorMittal y la crisis del diesel «nos están afectando», admitió. Con todo, en el resto de actividades «las perspectivas no son malas. De momento no se vislumbran amenazas».

Los ponentes ofrecieron consejos a los alumnos. «Lo que se busca es potencial de aprendizaje». A la hora de enfrentarse a una entrevista «lo que queremos saber es tu historia, qué has estudiado y por qué, qué quieres hacer, por qué vienes a nosotros. Intentad ser serios y rigurosos, no contestéis con monosílabos, y si no sabéis la respuesta decidlo, no os vayáis por las ramas. Id solos. Si os acompaña alguien que se quede fuera, y no preguntéis como ha ido la entrevista. Eso ya los sabréis».

Más

 

Fotos

Vídeos