«A mi hijo le atropellaron y encima nos pusieron 90 euros de multa»

Calle La Cámara y Plaza de España, donde tuvo lugar el percance./Marieta
Calle La Cámara y Plaza de España, donde tuvo lugar el percance. / Marieta

Los grupos exigen que se regule el uso del patinete eléctrico pero el gobierno descarta una modificación a corto plazo «porque depende de la DGT»

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

Los patinetes eléctricos y diversos modelos de Vehículos de Movilidad Personas (VMP) siguen siendo un foco de debates entre usuarios, peatones y conductores de coches, que han protagonizado varios accidentes en el centro de la ciudad durante las últimas semanas.

El último de ellos tuvo lugar el pasado domingo e involucró a un menor de diez años, que se chocó contra un coche en la confluencia de las calles de la Cámara y la Fruta cuando manipulaba un 'hoverboard', una plataforma con dos ruedas y espacios para sentarse, que funciona con una batería recargable de litio y que está catalogada como un juguete y no como un vehículo a motor.

Tras el accidente, en el que el menor resultó herido leve en una pierna, la Policía Local requisó el patinete con el que se produjo el impacto «y nos pusieron una multa de noventa euros porque decían que no llevaba el casco y que el monopatín había invadido los carriles de circulación de la vía, cuando son afirmaciones erróneas», denuncia la familia del pequeño.

Más información

Según el padre del menor, «nos hemos informado de que estos aparatos tienen la consideración de juguetes y, aunque tienen una batería potente, no superan los 10 kilómetros por hora, por lo que no es obligatorio el uso de casco». Por tanto, según la alegación de la familia, el niño tiene la consideración de peatón e iría circulando correctamente por zona peatonal, «estamos seguros de que no tiene que cumplir el código de circulación, que solo atañe a vehículos a motor y bicicletas», lamentaban sus familiares, que además denuncian públicamente que la Policía Local no se preocupó por su hijo tras el incidente, «ni le realizaron ningún tipo de control al conductor del coche, que iba a una velocidad considerable y atropelló a mi hijo», sostienen.

Este es un ejemplo de los conflictos que generan este tipo de vehículos por carecer de una normativa regulada. Estos nuevos patinetes se encuentran en un limbo legal, ya que la normativa municipal recoge cómo deben circular y por qué zonas los monopatines y patinetes sin motor, pero no estos eléctricos. Desde el equipo municipal se han manifestado al respecto, declarando que «como Ayuntamiento, no vamos a modificar a corto plazo la Ordenanza Municipal de Tráfico puesto que están en marcha dos procesos que tienen mucho que decir en esta materia».

Por un lado, se refieren a que la DGT está trabajando en la elaboración de unas directrices básicas sobre las condiciones y requisitos de circulación de estos vehículos y, «además estamos en proceso de elaboración del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Avilés, que nos puede orientar sobre esta cuestión y sería precipitado proceder a reformar al Ordenanza de Tráfico antes de conocer el contenido de ambos documentos», aseguran.

Por tanto, no se espera que esta cuestión se aclare a corto plazo y el resto de los grupos municipales han mostrado su preocupación al respecto. Los primeros en abordar esta cuestión fueron los concejales de Ciudadanos, que recordaron en el Pleno que estos vehículos pueden llegar a generar «situaciones de riesgo al compartir el espacio urbano con el resto de usuarios, existe un vacío legal en este ámbito y creemos que tenemos que anticiparnos regulando su uso para garantizar la seguridad ante posibles malos usos», afirmó la concejala Carmen Pérez Soberón, que pide implantar unas normas en la ciudad de inmediato.

La portavoz del Partido Popular de Avilés, Esther Llamazares, también confirmó que «este tema está en boca de todos y hay que afrontarlo antes de que ocurran más desgracias, sobre todo cuando muchos usuarios son niños y no tenemos claro que pueden conducir y vehículos suponen un riesgo para ellos y el resto de peatones», advirtió Llamazares. Además, la concejala popular hizo un llamamiento a la ciudadanía para no dejarse llevar por las modas «porque ahora todo el mundo se compra patinetes eléctricos, invierte una cantidad de dinero considerable en ellos, y resulta que luego descubren que no lo pueden usar libremente por no tener una normativa actualizada», señalaba.

Temas

Avilés