El Hospital Avilés aborda la reforma de su segunda planta

El Hospital Avilés ampliará su espacio interior ocupando las antiguas dependencias de las monjas en la segunda planta. / MARIETA
El Hospital Avilés ampliará su espacio interior ocupando las antiguas dependencias de las monjas en la segunda planta. / MARIETA

El patronato aprobará el día 24 de abril las obras para trasladar a la antigua clausura servicios administrativos de la primera planta

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El patronato del Hospital Avilés aprobará el próximo 24 de abril, miércoles, la reforma de la antigua clausura de las Siervas de Jesús para aprovechar ese espacio que, tras la marcha de las religiosas en 2016, quedó sin actividad.

La obra ya se encuentra definida por la dirección y el patronato deberá autorizar la propuesta que proponga la dirección del centro sanitario de la calle Cabruñana.

La necesidad de reformar la residencia de las Siervas de Jesús no es nueva. Ya fue aprobada por el patronato en septiembre de 2016, meses después de que las religiosas abandonasen la ciudad a donde había llegado en 1887. Con la salida de las religiosas, debido a una reorganización interna de las Siervas para responder a la crisis de vocaciones, las instalaciones de la segunda planta que servían de residencia para las hermanas quedaron sin actividad. Desde entonces, la dirección del centro ha ido planificando la intervención. La idea es ganar la antigua clausura para los servicios administrativos que, actualmente, se encuentran en la planta baja del inmueble.

Con la reforma, los trabajadores de este área disfrutarían de un espacio más cómodo y adecuado a su trabajo. Sirva por ejemplo que las reuniones del patronato se celebran en el mismo despacho del director, ante las limitaciones de espacio para una sala de reuniones.

Una vez que se consume el traslado del área administrativa, las dependencias que actualmente ocupan en la planta baja se reservarían para actividad médica. La gran ventaja que aporta este lugar es su accesibilidad desde la calle, sin ningún tipo de barrera para las personas que acudan a las consultas. De todos modos, la reforma de la planta será mucho más sencilla, toda vez que algunos de los espacios de los que actualmente dispone se pueden habilitar rápidamente como consultas.

Ampliación pendiente

Además de estas pequeñas reformas internas, el Hospital Avilés tiene pendiente como gran ampliación la construcción de un edificio anexo que sirva como centro de día para pacientes de avanzada edad. Es un proyecto en el que se viene trabajando desde principios de siglo y que la crisis económica de 2007 retrasó a la espera de una coyuntura favorable para una inversión de estas características.