Hosteleros y público piden alargar el Festival de la Cerveza hasta los diez días

El público volvió a llenar las mesas en la última jornada del festival. / OMAR ANTUÑA
El público volvió a llenar las mesas en la última jornada del festival. / OMAR ANTUÑA

La edición número veinticinco se cierra tras una semana dejando con buen sabor de boca entre los asistentes

MARINA MARTÍNAVILÉS.

El Festival de la Cerveza de Avilés lleva ya bastantes ediciones siendo un éxito de asistencia, y este año ha repetido. Después de una semana llenando La Exposición, el festival dijo adiós ayer dejando contentos a organizadores, hosteleros y asistentes que decidieron pasar las tardes bebiendo cerveza.

Modesto Blanco, de Panadería Teboyas, lleva diez años teniendo un puesto en el festival y asegura que hubo «mucho público, también porque el tiempo respetó». Es el comentario que se repite a lo largo y ancho de la carpa: que la meteorología acompañe es clave para tener buenas ventas. En el puesto de Cervezas Nurse, Christian Álvarez está de acuerdo. «El domingo, cuando salimos hacia aquí, en Oviedo estaba diluviando, y aquí hacía my buen día». ¿El tiempo ideal? Ni lluvia, ni tanto sol y calor como para que la playa sea una opción. Así lo comenta María Sánchez, asistente al último día de festival. «Yo estoy de vacaciones, y cuando hay un día espléndido me voy a la playa o de ruta, los días nublados son los que solemos quedar en 'la cerveza' con los amigos», asegura.

Aunque todos los días la afluencia fue buena. destacó el fin de semana y el jueves. «Era el primer día, y mucha gente tenía ganas de fiesta» explican desde la Pulpería Archi. «Además, el viernes o el sábado coincidía con otros eventos, la gente se iba de Avilés», comenta Arantxa del Cuadro, del mexicano Picakechinga. Y lleva toda la razón, pues el festival de La Grapa en parque del Muelle o el Songs for an Ewan Day en Salinas fueron 'competencia' del Festival de la Cerveza. «Sin embargo, el jueves la gente tenía ganas de salir y no había nada más, entonces trajo muchísima gente» concluye Del Cuadro. Su puesto fue uno de los que más éxito tuvo durante el festival, ella lo achaca a «que ofrecemos algo diferente, y que tenemos opciones veganas y vegetarianas».

Y es que, sin en algo destaca el festival es en variedad. En total fueron veintiocho los puestos que se instalaron en La Exposición. Cervezas de todo tipo, comida para todos los gustos y buena música son los ingredientes que hacen que la propuesta funcione. ¡Y que el tiempo acompañe! Esta edición reunió todos los requisitos para ser un éxito, y lo fue. «Nosotros venimos hoy porque es el último día, pero llevamos toda la semana sin pasarnos porque cuando comenzó vinimos tres días seguidos», explica Fernando Arellano, que disfruta de la última jornada de festival junto a su familia. «Los niños no nos paraban de pedir venir porque les dejamos subirse a los hinchables», ríe.

Desde la organización, Hugo Martínez afirma estar «muy satisfecho» con el resultado del festival. «La valoración es positiva, ha habido mucha afluencia y los hosteleros están muy contentos» explica. Tan contentos que piden más: «Podrían alargarse a diez días en vez de siete, como en el Intercéltico», comentaba el dueño de Teboyas. Según comenta, no son pocos quienes se lo han dicho. Sin embargo, Martínez explica que «en principio desde la organización vemos que con siete días está bien» aunque no se cierra ya que «si en el futuro vemos que lo piden tanto expositores como clientes, se podría barajar».

Temas

Avilés