«Me es indiferente», dice el despedido por celebrar la muerte de un guardia civil

«Me es indiferente», dice el despedido por celebrar la muerte de un guardia civil

El joven de 22 años trabajaba como repartidor en un establecimiento de comida rápida

Ruth Arias
RUTH ARIAS

«Un guardia civil muerto en Granada... bonita tarde se ha quedado». Este comentario fue vertido en Twitter por un avilesino que trabajaba en un restaurante de comida rápida de Avilés como repartidor, y que ha sido despedido de manera fulminante a raíz de la publicación.

El mensaje comenzó a viralizarse muy rápidamente a través de las redes sociales con comentarios muy agresivos hacia el autor del mensaje, de forma que llegó a oídos de la empresa que, de forma muy rápida, inició los trámites para proceder al despido de este joven repartidor de 22 años.

Más información

«Se han tomado las medidas disciplinarias oportunas», explicó el empresario que, además del contenido del mensaje en sí, valoró también el daño que el revuelo ocasionado estaba causando a la reputación de la empresa. «No consentimos este tipo de comentarios», añadió. El joven llevaba alrededor de un año trabajando para la compañía, y hasta ahora nadie había sospechado que en las redes sociales vertía opiniones de este tipo. Sus compañeros le describen como una persona agradable y sin apariencia extremista.

El propio afectado considera que las cosas se han sacado de contexto y que se ha exagerado. «Expliqué que ni me alegraba ni me apenaba, sino que me dejaba indiferente», explica, pero al final eso fue casi peor y generó más comentarios negativos. «Nunca había visto que se formase tanto revuelo, si llego a saber que iba a pasar esto no solo no hubiera publicado el mensaje, sino que hubiera cerrado la cuenta», dice.

El joven trató de explicarse en la propia red social. «Ni me hace gracia ni nada, me sorprendió porque es una noticia fuerte obviamente», expresó en uno de sus mensajes. «¿Vosotros creéis de verdad que Pedro Sánchez y compañía sienten pena de verdad por lo de ayer? Él simplemente va a Granada en un vuelo que pagamos todos nosotros bien trajeado para solo dar la mano, un abrazo y decir tres frases cómo si valiese de algo», añadió en otro tuit.

Tanto él como su familia han estado sufriendo amenazas en las últimas horas. Incluso su hermano pequeño fue insultado a la salida del colegio, según relata la madre de ambos, que asegura que tomarán «cartas en el asunto» para defenderse.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos