Un informe plantea un cambio en la oficina de turismo para dar respuesta al visitante

El informe sobre Avilés de la red de Destinos Turísticos Inteligentes plantea hacer una oficina más tecnológica. / MARIETA
El informe sobre Avilés de la red de Destinos Turísticos Inteligentes plantea hacer una oficina más tecnológica. / MARIETA

«Los nuevos turistas hiperconectados tienen nuevas necesidades y los destinos se tienen que adaptar», señala

YOLANDA DE LUIS

La red de Destinos Turísticos Inteligentes es un proyecto impulsado desde la Secretaría de Estado de Turismo con el objetivo del desarrollo de un modelo de turismo sostenible a largo plazo. Avilés fue aceptada en este proyecto el año pasado y fruto de ello ahora cuenta con un diagnóstico de la gestión turística en la ciudad con diversas recomendaciones entre las que se encuentra la modernización de su oficina de turismo, un proyecto que ya estaba entre los que manejaba el equipo de gobierno socialista y que ahora espera encontrar financiación con la integración en esta red de ciudades españolas.

«Avilés debe empezar a asumir cambios en las políticas turísticas si quiere cambiar de ciudad que realiza actividades turísticas a ciudad turística». Esa es una de las primeras reflexiones que recoge este informe y en lo que se basan las 55 recomendaciones que recoge un documento con más de doscientas páginas realizado después de un análisis pormenorizado de las políticas y actividades relacionadas con el turismo de la ciudad y la entrevista con todos los actores implicados.

«Después de años de trabajo, hemos pasado de no ser nada turísticamente a ser un destino y ahora tenemos que comenzar el proceso de consolidación, algo que nos va a ayudar nuestra participación en esta red porque podremos compartir experiencias con otros destinos y establecer por dónde debe ir nuestro trabajo», apunta el concejal de Promoción Económica y Ciudad, Manuel Campa.

Entre las recomendaciones se encuentran algunas en las que su área ya trabajaba como la transformación de la oficina turismo para dar respuesta a las nuevas demandas del visitantes y convertirse en una oficina inteligente orientada a comercializar y revalorizar el destino. En este análisis sobre este espacio, el equipo de gobierno también valora su reubicación e incluso contar con una oficina móvil que pueda dar respuesta a los visitantes en eventos concretos que se celebren en la ciudad.

De momento, el estudio de Avilés realizado por Segittur para la red de Destinos Turísticos Inteligentes ya da muchas pistas de por donde debe caminar la reorganización de esta oficina. «Los nuevos turistas hiperconectados tienen nuevas necesidades y los destinos se tienen que adaptar a la nueva realidad del uso de las TIC», se indica.

Sobre el trabajo que se realiza en la oficina de turismo en la actualidad apunta que únicamente ofrece atención al público, entrega folletos y elabora estadísticas con la encuesta de satisfacción. La nueva se convertiría en un proyecto emblemático del turismo en Avilés transformándose para ser una oficina inteligente orientada a revalorizar y comercializar el destino con nuevos sistemas tecnológicos.

De ahí que plantee que la oficina disponga de una red wifi de acceso gratuito pero con una característica muy concreta, que aunque permita el libre acceso a internet, primero envíe a los usuarios a un portal cautivo de turismo en el que destaquen enlaces a un portal de turismo de Avilés, a la descarga de la app del destino y a cualquier otro contenido digital relacionado con los recursos turísticos de la ciudad que esté disponible.

Las mesas del mostrador también deben cambiar. Tienen que ser táctiles interactivas de forma que permitan el acceso a una plataforma de comercialización para informar, reservar y compartir experiencias. De esta forma los turistas podrían adquirir entradas para eventos, tickets para visitas guiadas o comprar merchandising o experiencias creadas conjuntamente con el sector.

También debería tener un videowall formado por una pared de monitores con vídeos de la ciudad u ofertar experiencias inmersivas con el uso de la realidad aumentada o virtual. La nueva oficina debería de ser también activa, no esperar a que el turista entre por sus puertas, sino enviando a su móvil propuestas u ofertas de interés. En el plano arquitectónico se hace mención específica a seguir criterios de sostenibilidad en su diseño como la eficiencia energética y también se hace especial mención a la accesibilidad, de hecho se recuerda que aunque la actual cuenta con un mostrador bajo, su diseño no permite el acercamiento cómodo de las sillas de ruedas.

Señalética inteligente

Aunque la transformación completa de la oficina de turismo no será inmediata, la ciudad, de la mano de sus socios de la Mancomunidad Comarca Avilés, ya está dando pasos para mejorar la información y también interactuar más con el turista. En este sentido, Campa destaca la próxima instalación que convertirá a veinte puntos de información de la comarca en señales inteligentes al dotarlas de un dispositivo que emitirá información turística.

Su área también trabaja con los hoteles de la ciudad en el diseño de paquetes turísticos incluyendo la oferta cultural de la ciudad, algo que está muy avanzado y que también contribuirá a consolidar un sector que ha ido creciendo en los últimos años de forma paulatina.

La gestión del turismo ocupa un capítulo del informe importante. La necesidad de elaborar planes estratégicos de turismo, campañas de marketing con objetivos concretos o la creación de un observatorio específico del sector, son algunas de las recomendaciones, así como la de contar con un ente gestor único dedicado a este área y un consejo en el que participen políticos, asociaciones empresariales, empresarios y también la ciudadanía. El propio concejal de Promoción Económica reconoce la conveniencia de estas fórmulas para la gestión, pero recuerda el muro ante el que se encuentran las administraciones para crear nuevos entes.

Innovación

Manuel Campa recuerda los pasos dados para crear en su día la sociedad mixta de turismo que quedaron aparcados precisamente por la legislación vigente. «No obstante, suplimos la creación del ente con un gran esfuerzo en coordinación que seguimos haciendo y que funciona, aunque quede el paso de formalizar ese trabajo en un consejo municipal de turismo, por ejemplo», apunta. Precisamente de esa coordinación con el sector habla una parte del informe elaborado por Segittur y sobre los distintos productos que han ido naciendo y que permiten a Avilés situarse en un buen punto de salida para caminar hacia convertirse en un Destino Turístico Inteligente. Cita también los que están en marcha para un futuro inminente como la enseñanza de español a extranjeros, el espacio museístico del puerto y el cañón de Avilés o el crucero del Camino de Santiago.

«Cuando todas las ciudades españolas que forman la red cuenten con su estudio nos reuniremos y los analizaremos», explica Campa. A partir de ahí nacerán distintos grupos de trabajo para avanzar planes concretos que luego encontrarán financiación del Estado o la Unión Europea. En principio, el Ayuntamiento de Avilés pretende participar en el grupo de innovación porque como el mismo informe destaca Avilés es un referente en la innovación industrial y además «cuenta con un importante bagaje de tecnología aplicada a los servicios municipales que le debe servir de base para ir in crescendo». Avilés también quiere participar en el grupo de gobernanza para ahondar en los sistemas de gestión y coordinación turística en lo que también tiene experiencia.

Más información

 

Fotos

Vídeos