Riberas y Pravia se recuperan del aislamiento por carretera

El alcalde de Pravia, David Álvarez, comprobó esta mañana los daños causados por el agua. /LVA
El alcalde de Pravia, David Álvarez, comprobó esta mañana los daños causados por el agua. / LVA

La bajada del nivel del río permite el acceso por carretera entre Soto del Barco y Riberas y en la AS-16 a la altura de Peñaullán

EVA FANJULAvilés

El nivel del agua está descendiendo poco a poco en Pravia y deja tras de si un panorama desolador con numerosos e importantes daños que afectan a infraestructuras e instalaciones tanto públicas como privadas. Este mediodía está previsto que la delegada del goberno Delia Losa visite el concejo que ya ha solicitado la declaración de zona catastrófica.

Esta mañana, el alcalde de Pravia, el socialista David Álvarez, acompañado por técnicos municipales, ha realizado un recorrido por las zonas más afectadas del concejo para hacer una evaluación provisional de los destrozos provocados por la crecida de los ríos y las intensas lluvias. El alcalde ha visitado entre otros lugares las localidades de Quinzanas y Forcinas, así como las instalaciones del polideportivo municipal de Pravia que se ha visto gravemente dañado por la inundación. «En el campo de fútbol el agua tiró todas las vallas, entró en la piscina climatizada y afectó al campo de hierba sintética, así que los daños van a a ser muy cuantiosos», enumeró Álvarez.

Lo más grave de esta situación es para David Álvarez «el daño sufrido en muchas viviendas particulares como el ocasionado en la zona de Peñaullán o en el Molino de Cañeo y el perjuicio a los empresarios del sector de la agroalimentación que han visto afectados sus cultivos».

Las intensas lluvias también han provocado importantes y costosos daños en varias carreteras del concejo como la que comunica los pueblos de Ablanedo y La Castañal «donde se han producido varios derrumbes y argayos», explica Álvarez. En este sentido, el alcalde destaca que «no solo nos hemos visto afectados por la crecida del rió sino que las intensas lluvias también han provocado daños en los pueblos de la zona alta».

Accesos por la carretera AS- 16 entre Soto del Barco y Pravia

La bajada del nivel del río esta madrugada ha permitido recuperar la conexión con el pueblo de Riberas por la carretera que AS-16 que se había visto afectada por la crecida del Nalón, permitiendo la normal entrada y salida de vehículos desde Soto así como la normal circulación por el interior de la localidad. En todo caso, en Riberas, continúan las labores de achique y limpieza de algunas viviendas que aún tienen agua en sus sótanos, pero se confirma que todas las casas son accesibles.

El acceso por carretera hasta Pravia ha sido restablecido tras el argayo producido en la zona de Peñaullán. Operarios de la Consejería de Infraestructuras del Principado han trabajado en la limpieza de la claza donde aún persiste el lodo y el agua.

 

Fotos

Vídeos