Jesús Cautivo no sale por la lluvia

Oficio religioso en la Iglesia de San Antonio de Padua. /OMAR ANTUÑA
Oficio religioso en la Iglesia de San Antonio de Padua. / OMAR ANTUÑA

Resignación en la Cofradía Nuestro Padre Jesús de la Esperanza, que prácticamente contaba con ello

C. R.

La previsión meteorológica es estos días casi tan importante como los Evangelios. Las cofradías comprueban a diario un pronóstico que hoy no se ha equivocado y ha obligado a la Cofradía Nuestro Padre Jesús de la Esperanza a suspender la Procesión de Jesús Cautivo. Justo al revés que el año pasado, cuando las precipitaciones anularon la salida de La Borriquilla el Domingo de Ramos.

Quince minutos antes de la hora prevista, las 20.45, se tomó una decisión que los cofrades acogieron con resignación. «Conocíamos la predicción y contábamos con ello», señaló Rufino Arrojo, Hermano Mayor. En su defecto, se celebró un pequeño acto religioso oficiado por el sacerdote Ángel Fernández Llano en la Iglesia de San Antonio de Padua.