José María Urbano aborda los retos de Asturias en 'Dame buenas noticias'

José María Urbano ante las oficinas de LA VOZ DE AVILÉS. / MARIETA
José María Urbano ante las oficinas de LA VOZ DE AVILÉS. / MARIETA

El que fuera jefe de redacción de LA VOZ DE AVILÉS presenta el 8 de abril su nuevo libro en el que recoge artículos publicados en este diario

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

No solo es el título de su bitácora y espacio semanal en LA VOZ DE AVILÉS. Además de lema vital, a partir del próximo 8 de abril, 'Dame buenas noticias' (Nieva ediciones) será el tercer libro que publicará el periodista José María Urbano (Mieres, 1954) y que fuera jefe de redacción de LA VOZ DE AVILÉS. Su subtítulo («Al ciudadano hay que decirle la verdad, no lo que quiere oír») es una declaración de intenciones con las que ha abordado este trabajo en el que agrupa 83 artículos publicados en este diario que versan, fundamentalmente, sobre economía. Son 512 páginas acompañadas de un importante elemento gráfico.

Y es que desde que se conoció la decisión de cerrar Alcoa, Urbano ha reflexionado mucho sobre la actual situación de Asturias y las posibilidades de la región. «Todas las crisis son diferentes. Primero fueron los efectos de la crisis del petróleo del 79, más tarde en los 80 y los 90 los grandes procesos de reconversión industrial, también en Asturias. En la actualidad, jugamos en un marco geopolítico totalmente distinto por la globalización y por una realidad como es la del cambio climático al que se debe hacer frente», apunta.

Urbano recuerda cómo en su etapa en el periódico, LA VOZ definió el sistema de desarrollo de la comarca como 'Modelo Avilés', aquel que es capaz de aprovechar todo el potencial existente en un territorio. «El tejido económico existente se amplió hacia empresas que hoy ejercen un liderazgo mundial en sectores tan complejos como el eólico o el de las grandes construcciones astronómicas; tenemos el Centro de I+D de ArcelorMittal, donde un asturiano, Nicolás de Abajo, coordina toda la red mundial de centros; un proyecto como la Manzana del Acero que es único, además de las fortalezas que todos conocemos de Asturias como el potencial de la Universidad, los recursos naturales, la calidad de vida», apunta.

Una combinación que facilita la apuesta por la «innovación» como el factor clave para asegurar un futuro económico para Asturias. El compromiso de José María Urbano con la innovación es tal que la portada del libro se ilustra con una lámina de grafeno, uno de los materiales del futuro y en cuyo desarrollo se ha implicado ArcelorMittal, que ya ha conseguido las primeras producciones.

En este escenario, Urbano no duda en reclamar a la clase política «altura de miras, asumir que existen temas que son asuntos de Estado como la enseñanza, la política industrial o la sanidad y que no pueden estar todo el tiempo en la disputa». En esta línea les demanda un «esfuerzo en el acompañamiento hacia las empresas, evitando la lentitud de los procesos administrativos».

Aunque se corre el riesgo de que alguna empresa responda como Alcoa. «Es un ejemplo del peor comportamiento posible, pero hace cuatro años ya planteó un cierre y no se hizo nada», recordó. Urbano elogia la actitud de los sindicatos de la aluminera en este tiempo y confía en que los esfuerzos que se están haciendo desde el Ministerio de Industria alcancen el resultado que toda la comarca espera.

También habrá tres pinceladas personales, tres reflexiones tras la pérdida de Vicente Álvarez Areces, Manuel Ponga y Ubaldo Puche. «Los tres significaron mucho para mí en lo profesional y lo personal», confiesa. La presentación del libro será el próximo 8 de abril, lunes, en el Hotel 40 Nudos, un acto al que sólo se podrá acceder con invitación. «Mi intención era hacerlo abierto, pero nos vimos desbordados y por capacidad física del local tuvimos que limitarlo», comentó. Aunque avanza que habrá más oportunidades, como la conferencia que el 24 de abril organizará la Asociación Cultural La Serrana para hablar sobre industria.