El juez envía a prisión incondicional al sierense acusado de robar en un banco

El juez envía a prisión incondicional al sierense acusado de robar en un banco
El atracador, a su salida ayer de los juzgados de Avilés en dirección a la cárcel. / LVA

Al sierense se le imputan dos robos con violencia con penas superiores a dos años de cárcel, entre ellos, el asalto el domingo a una farmacia de Rivero

EVA FANJUL AVILÉS.

El vecino de Siero detenido tras robar en una oficina bancaria de Avilés el pasado lunes ha sido enviado a la cárcel. El juez decretó ayer al mediodía su ingreso inmediato e incondicional en prisión tras tomarle declaración en el Juzgado de Guardia número de 2 de Avilés.

El auto atribuye a este joven poleso de 30 años de edad con un largo historial delictivo la comisión de al menos cuatro delitos en los últimos días. Dos de ellos son robos con violencia o intimidación cometidos en Avilés y que podrían conllevar penas de cárcel superiores a los dos años, según el artículo 204 del código penal.

Además del robo del lunes en la sucursal de Caja Rural de Los Oficios, en el que el presunto ladrón sustrajo trescientos euros del mostrador; se le acusa de un segundo asalto llevado a cabo en una farmacia de la calle Rivero el pasado domingo y en el que la farmacéutica resultó lesionada tras un forcejeo.

La propietaria de la farmacia asaltada el domingo resultó herida tras un forcejeo

Este último suceso tuvo lugar hacia las 15.30 horas del 7 de octubre en la farmacia. Según han declarado los testigos, el acusado entró en la botica como un cliente más, ataviado con una sudadera negra con capucha. En un momento dado, cuando la farmacéutica abrió la caja registradora para cobrar a un cliente, el asaltante se abalanzó sobre la máquina para apropiarse del dinero que había en su interior y se hizo con varios billetes.

El ladrón intentó huir pero la farmacéutica trató de impedírselo agarrándolo por la chaqueta. Alertado por los gritos de su hija el padre de la boticaria también trató de evitar que el presunto autor del robo escapase y durante unos instantes los tres mantuvieron un forcejeo.

Según los testigos, tras pegarle un codazo en la cara la mujer, el asaltante logró zafarse, aunque en su huida perdió la sudadera que llevaba puesta. En el interior de un bolsillo de la prenda se halló una caja de un medicamento llamado aprazolán, papel de aluminio y una cadena de oro.

La farmacéutica acabó con lesiones en la cara y el cuello, así como en el brazo y mano izquierdos. Según se recoge en el auto, la propietaria de la farmacia asaltada denunció la falta de un total de ochenta euros en la caja.

«No recuerdo nada»

En su comparecencia judicial, el hombre alegó no recordar nada de lo sucedido ya que, según dijo, había actuado bajo los efectos de mezclar medicinas y alcohol. También manifestó que en ningún momento tuvo intención de causarle lesiones a nadie. Su defensa anunció que recurrirá el ingreso en prisión porque considera que «se trata de hurtos, no de robos», y que la medida puede resultar «contraproducente al tratarse de una persona con toxicomanía», por lo que propone «su ingreso en una entidad de rehabilitación como es Proyecto Hombre, donde ya tiene concedida una plaza», explicó la abogada de la defensa Esther Velasco García.

Además de los presuntos robos cometidos en Avilés, el acusado tiene que hacer frente a otras requerimientos judiciales en Oviedo y Siero. Entre ellos, al supuesto robo con fuerza de 160 euros en un supermercado. El joven poleso se encontraba en libertad desde 2017, tras cumplir una condena de cárcel de siete años por la comisión de numerosos delitos contra la propiedad.

 

Fotos

Vídeos