El proceso judicial del 'caso Niemeyer' se retoma el próximo día 22

El proceso judicial del 'caso Niemeyer' se retoma el próximo día 22
Sesión del juicio en la Audiencia celebrada en septiembre. / EFE

La vista abordará las cuestiones previas «pendientes» y en ella se podría fijar la fecha de un nuevo señalamiento

C. R. AVILÉS.

El juicio por el 'caso Niemeyer' se retoma el próximo día 22. La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha dictado una providencia en la que convoca a las partes a una vista en la que se abordarán «las cuestiones previas pendientes de plantear». Según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, se podría acordar también la fecha de un nuevo señalamiento.

El juicio fue suspendido el pasado 24 de septiembre después de que así lo solicitara el abogado de Natalio Grueso, Fernando Burgos, que había cogido el caso tan solo unos días antes. Su petición contó el apoyo expreso del fiscal, Alejandro Cabaleiro. Cabe señalar que, una vez suspendido y para evitar la nulidad de actuaciones, la fecha de un nuevo juicio debería haberse fijado en los treinta días hábiles siguientes. Advertidos de esta circunstancia una vez levantada la sesión y después de que el público hubiera desalojado la sala, se retomó la grabación para dejar constancia del consentimiento expreso de las partes.

Así las cosas, el foco de atención recaerá el próximo día 22 en las que pueda plantear el abogado de Natalio Grueso, que habrá tenido para entonces casi dos meses para leerse unas actuaciones compuestas por veinte mil folios.

La atención estará puesta en el abogado de Natalio Grueso, principal acusado

Lo que no se sabe es cuándo y cómo decidirá la sala sobre las mismas. Si lo hará 'in voce' (en voz alta en la sala en el momento) o por escrito. Las fuentes consultadas sospechan que dada la complejidad del caso lo esperable es que el tribunal se tome unos días para analizar y reflejar su decisión por escrito.

En lo que, tal vez, pueda haber ido avanzando una posición es en las planteadas el primer día del juicio por el letrado de Judit Pereiro, exesposa de Natalio Grueso, que solicitó la nulidad al entender la falta de competencia del tribunal para juzgar a su clienta y la indefensión de esta al no haber sido llamada a declarar durante la instrucción. Su clienta se enfrenta a dos años y medio de prisión y cinco de inhabilitación con la administración pública acusada de participar en un delito de malversación a título de complicidad. Recordó la desestimación de diversas pruebas testificales y pidió la incorporación de las cartas escritas por Joan Manuel Serrat, Woody Allen y Soon Yin que describirían y arrojarían luz sobre la presencia de Pereiro en los encuentros o reuniones de trabajo mantenidas.

El abogado José Luis Rebollo, exsecretario de la Fundación Centro Niemeyer, protestó por haber sido «indebidamente traído al proceso como persona física cuando todas las actuaciones, de ser ciertas, son imputables a una persona jurídica, que era el despacho donde presuntamente ocurrió lo que hubiera ocurrido» y pidió la nulidad del proceso por las supuestas irregularidades en la elaboración del informe de un perito de Hacienda «que se extralimitó incluyendo valoraciones» y por la violación del derecho profesional y de las comunicaciones al haber sido incorporados correos electrónicos de su despacho por uno de sus exempleados de forma «nula e ilícita». Pidió también que se llamara a declarar al expresidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, que al parecer tenía un documento que recogía los problemas económicos de la Fundación.

Ninguna de ellas contó con el apoyo ni de la Fiscalía ni de las acusación particulares, la Fundación del Centro Niemeyer y Foro Asturias.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos