«Natalio está mejor, pero estuvo muy mal», afirma su abogado

Natalio Grueso sale esposado de la Audiencia Provincial de Asturias. / EFE

El representante del exgerente de la Fundación Niemeyer anuncia que pedirá su puesta en libertad tras la primera sesión del juicio, en la que se ha acordado su suspensión por un plazo de treinta días

EUROPA PRESS

El nuevo abogado de Natalio Grueso, Francisco Burgos, ha confirmado este lunes su intención de pedir cuanto antes la puesta en libertad del exgerente de la Fundación Niemeyer, que está preso en el Centro Penitenciario de Asturias desde el pasado martes, al apreciar riesgo de fuga. «Él está mejor, estuvo muy mal, pero se ha rehecho y se ha adaptado», ha explicado a preguntas de los periodistas Burgos cuando ha sido preguntado sobre cómo estaba su cliente.

Burgos se ha pronunciado en estos términos tras la primera sesión del juicio, en la que se ha acordado la suspensión del mismo hasta dentro de un mes, dado que el nuevo abogado de Grueso no lleva ni una semana representándolo. El exgerente de la Fundación Niemeyer fue otra vez trasladado esposado hasta prisión tras la vista.

«Habrá que buscar algo para que le concedan la libertad, es mi deber y obligación intentarlo», ha manifestado su letrado, consciente de que tendrá que emplear todo este mes en ponerse al día de los miles de folios del sumario.

Natalio Grueso se enfrenta a once años de cárcel, diez años de inhabilitación y multa por irregularidades detectadas en la gestión al frente de la Fundación Oscar Niemeyer, creada en 2007 con capital público. En concreto, la Fiscalía le pide seis años de prisión por los delitos continuados de malversación en concurso medial con el continuado de falsedad, más otros tres años de prisión por el delito continuado societario y dos años más de prisión por el delito de insolvencia punible.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos