Más de dos mil millones en diez años para frenar la sangría demográfica en Asturias

Más de dos mil millones en diez años para frenar la sangría demográfica en Asturias

La Junta General culmina el trámite parlamentario del Plan Demográfico | Requerirá la inversión de 2.275 millones para paliar la caída de la población

MARCO MENÉNDEZGijón

Con el rechazo de varias de las propuestas presentadas por el Partido Popular, Ciudadanos, Foro Asturias y Podemos, la Junta General del Principado dio esta mañana por concluida la tramitación parlamentaria del Plan Demográfico de Asturias, que prevé la inversión de 2.275 millones de euros hasta 2027. En una sesión no falta de reproches al Ejecutivo asturiano por lo que los grupos parlamentarios consideraron falta de concreción en muchas de las medidas incluidas en el documento, al final se llegó a un consenso para evitar lo que desde Foro Asturias se calificó como el 'invierno demográfico' que vive la región, agravado aún más tras la pérdida de 6.000 ciudadanos el último ejercicio, tras el análisis de los nacimientos y defunciones registrados en el Principado, y la consiguiente pérdida de un diputado en las próximas elecciones generales, ya que la región pasará a contar con solo siete representantes en el Congreso.

Desde Ciudadanos, la diputada Diana Sánchez defendió la creación de más escuelas de 0-3 con el objetivo de dar cobertura a toda la región, al tiempo que solicitó mayor inversión para las zonas rurales «para fijar población y que tengan los mismos servicios que las áreas urbanas, como equipamientos, transporte público, escuelas, comedores, etcétera. Y la simplificación administrativa para quienes quieran venir».

Pedro Leal, portavoz de Foro Asturias, abogó por los planes de natalidad de estilo europeo, con ayudas económicas directas por el nacimiento de hijos y puso como ejemplos lo que ocurre en países como Alemania, Finlandia y Francia. Explicó que «se necesita apoyo económico directo para que los jóvenes quieran ser padres». Y es que en materia de población Asturias está, según explicó, «a la cola del mundo, junto a Madeira, Singapur y Macao».

La encargada de defender la postura de Izquierda Unida fue su diputada Concha Mesa, quien apuntó que «tenemos un Plan Demográfico que no está mal». Eso sí, aseguró que «tenemos pocas esperanzas de que sea eficaz por la falta de planificación detallada, de medidas concretas, de una división de las actuaciones por territorios y de un presupuesto desglosado por años». Por ello, reclamó una mayor coordinación entre todos los planes y políticas del Gobierno regional, poniendo especial énfasis en las de igualdad.

Más crítico con el documento fue Daniel Ripa, diputado de Podemos, quien dijo que «si se hubiera dedicado a materias de población el 10% de lo que se invirtió en El Musel, otro gallo cantaría». Reclamó medidas para que «los jóvenes puedan marcharse de casa, tener un proyecto de vida, por lo que hay que establecer políticas de vivienda para favorecer la emancipación». También planteó destinar 100 millones de euros a políticas para el retorno de los jóvenes asturianos emigrados, pues indicó que «tenemos 650 millones de inversión en educación perdidos por los que se marchan. El plan se paga solo». Otro asunto que desde Podemos consideran importante es la lucha contra la brecha salarial.

El popular Matías Rodríguez Feito aseguró que Asturias necesita «10.000 nacimientos para asegurar el relevo generacional» y criticó que en los presupuestos regionales para este año «no aparece ni un euro destinado a este plan». Es más, ahondó que no existe información sobre la situación real, pues «no se expone a la ciudadanía el tremendo problema económico y social al que nos enfrentamos». Defensor de la reducción de impuestos, como la eliminación del de sucesiones y donaciones, Rodríguez Feito abogó por «un primer ciclo de cero a tres años gratuito y universal, y que en los núcleos rurales con un par de niños se creen casas infantiles». El diputado popular concluyó que «no se puede plantear ninguna acción al margen de la ciudadanía. Hay que implicar a toda la sociedad, también a la rural».

El encargado de defender el documento presentado por el Gobierno asturiano fue el socialista José Marcos Gutiérrez, quien se mostró en contra de «las transferencias directas y los beneficios fiscales, porque este plan va mucho más allá, con un tratamiento de la demografía integral y transversal». Sí consideró «muy importante» que todos los grupos parlamentarios presentaran propuestas de resolución al plan, aunque ya avisó de que su grupo no apoyaría una serie de medidas que, en algunos casos, según explicó, excederían las competencias del Principado. Además, apuntó que «este es un asunto que debe movilizarnos como comunidad. Necesitamos el esfuerzo conjunto de todos los grupos políticos y colectivos sociales. Debemos olvidarnos de batallitas político partidistas».

La votación de las propuestas de resolución fue compleja y el presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo, optó por separar todos aquellos puntos que habían solicitado los diferentes grupos. Al final, de las presentadas por el PP fueron aprobadas dos, mientras que se rechazaron una de Ciudadanos, dos de Foro y otras dos de Podemos.

Con esta votación, culminó la tramitación parlamentaria de un plan que incluye 216 acciones a desarrollar en diez años tendentes a paliar la sangría demográfica que sufre la región, con una inversión de 2.275 millones hasta 2027, con lo que ya han pasado dos años de vigencia del documento.