La junta de personal del área sanitaria reclama agilidad para cubrir las bajas

La nueva junta de personal del Área Sanitaria III, constituida ayer. /  MARIETA
La nueva junta de personal del Área Sanitaria III, constituida ayer. / MARIETA

Los sindicatos piden aplicar el refuerzo de enfermería y auxiliares en todas las unidades y alertan de la falta de celadores en el hospital

FERNANDO DEL BUSTOAVILÉS.

La junta de personal del Hospital Universitario San Agustín inició ayer un nuevo mandato acordando mantener a David Martínez y Trinidad Caminero como presidente y secretaria general del órgano. Ambos concurrieron en la candidatura del Cemsatse, la coalición de los sindicatos profesionales de médicos y enfermería, que se convirtió en la central más votada en el último proceso electoral.

Cemsatse logró nueve de los veinticinco delegados en juego, dos más que hace cuatro años; seguida por el SAIF, con siete delegados y tres de USAE, el sindicato profesional de Auxiliares de Enfermería. Comisiones Obreras, UGT y CSIF lograron dos cada uno de ellos. USO pierde su presencia.

La mejora de las condiciones de trabajo es una de las prioridades de la junta de personal que fija como objetivo que «la sustitución de bajas y permisos alcance el 100%. Actualmente estamos muy lejos y no se cubren desde el primer momento, es habitual que exista una demora que repercute negativamente en la calidad de la atención», explica Martínez.

David Martínez y Trinidad Caminero, del Cemsatse renuevan la presidencia y secretaría

Desde la junta de personal también se reclamará ampliar la nueva organización de los equipos de enfermería y auxiliares de enfermería a todas las unidades. Actualmente, cuentan con tres enfermeras y dos auxiliares de enfermería en los turnos de mañana y tarde; por la noche pasan a ser dos profesionales de cada escalafón. «Sólo está en cuatro unidades», apunta David Martínez.

Los sindicatos también alertan sobre la necesidad de reforzar el número de celadores. «Algunas tardes sólo están cuatro celadores para diez plantas del Hospital Universitario San Agustín. Es un número muy bajo para todo el trabajo existente», señala Martínez, que también alerta con los problemas que comienzan a apreciarse en la lista de empleo de enfermería, donde «comenzamos a tener dificultades para cubrir bajas».