Juzgan al director del conservatorio por supuesto acoso laboral a una profesora

Carlos Galán, director del Julián Orbón. / MARIETA
Carlos Galán, director del Julián Orbón. / MARIETA

Carlos Galán afirma que, lejos de discriminar a la docente, con problemas de movilidad, «se cumple con el acuerdo que se alcanzó con ella»

RUTH ARIAS AVILÉS.

El director del Conservatorio Municipal de Música Julián Orbón, Carlos Galán, se sentó ayer en el banquillo en el Juzgado de los Social número 2, acusado de acoso a una docente del centro, una profesora de piano que sufre problemas de movilidad y que se considera excluida de determinadas actividades del centro. «Hubo un acuerdo en el mes de julio y se ha estado cumpliendo durante todo el curso», señala él, sin embargo.

La profesora estuvo de baja y, al reincorporarse alertó de que sufría problemas que le impedían subir escalones. Se acordó entonces que sus clases se llevarían a cabo en un aula en la planta baja del edificio del centro que se encuentra en el antiguo local de la policía, en la plaza de Álvarez Acebal, donde apenas hay barreras arquitectónicas. Según asegura Galán, los claustros, tutorías y otras reuniones en las que ella debía participar se trasladaron a la Casa de Cultura, que dispone de rampas y ascensor.

La docente, sin embargo, asegura que el acoso va más allá, y El sindicato Usipa, que la representa, afirma que «se programan actos para dejarla marginada». Pide que se eliminen las barreras del centro y que no sea excluida, por ejemplo, de los conciertos, que ahora se ofrecen en el auditorio del Julián Orbón. «El Ayuntamiento elimina barreras en otras partes, pero al persona, lo tiene marginado», denuncia.