Mallada defiende que se dejen de lado los problemas del Niemeyer para «dinamizarlo»

Teresa Mallada y Llamazares, ayer en Avilés. /  MARIETA
Teresa Mallada y Llamazares, ayer en Avilés. / MARIETA

La candidata regional del PP apuesta por mejorar las conexiones aéreas y potenciar la Semana Santa de Avilés como atractivo turístico

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

Teresa Mallada, candidata regional del Partido Popular a la Presidencia del Principado, visitó ayer Avilés para reunirse con el Club de Empresas. Secundada por la candidata local Esther Llamazares y algunos miembros del grupo municipal, puso en valor la importancia del club «que se creó para apostar por el turismo principalmente en esta comarca, aunque también regionalmente con el convenio de 2004 de las tres ciudades para dinamizar el turismo. También quiero escuchar sus opiniones».

El contenido de la reunión de ayer en la Cámara de Comercio de Avilés, sede del Club de Empresas, incluyó el Centro Niemeyer. «Obviamente es una infraestructura que tenemos aquí construida y que hay que poner en valor. Queremos dejar de lado todos los problemas que tenemos sobre la mesa con esta infraestructura, porque hay que aprovecharla, tenemos que dinamizarla, y en eso nos vamos a esforzar», aseguró ayer Mallada. Para ello quiere contar «con Avilés, desde luego, pero también con el respaldo del gobierno de Asturias» que aspira a presidir.

Otro aspecto que preocupa a la candidata popular son las conexiones aéreas, de las que dijo que «tenemos que anticiparnos, no podemos ir a última hora a buscar conexiones, porque al final buscando ese hueco que queda lo que encontramos es lo que no quieren otras comunidades autónomas. Tenemos que anticiparnos, contando con todos, con las Cámaras de Comercio, con Fade, con el Aeropuerto , con AENA, y sobre todo ser capaces de estabilizar tanto en frecuencia como en precios lo que es el viaje de Avilés a Madrid. Es fundamental poder garantizar a los asturianos que vamos a contar con esa estabilidad».

Por último, aludió al turismo de congresos, «que puede poner a esta ciudad en el centro del mapa de Asturias», y también al religioso, porque «la Semana Santa en Avilés es un periodo vacacional que se vive cada vez con más interés».