Manuel Campa será primer teniente de alcaldía en Avilés y Yolanda Alonso segunda y portavoz adjunta

Carmen Soberón y Javier Vidal se reunieron con la alcaldesa y Campa. / MARIETA
Carmen Soberón y Javier Vidal se reunieron con la alcaldesa y Campa. / MARIETA

La alcaldesa inicia con Ciudadanos las negociaciones para la organización del Pleno y prevé una política de liberaciones «austera»

RUTH ARIASAVILÉS.

Manuel Campa será a partir de ahora uno de los pilares básicos del nuevo gobierno municipal y verá redoblado su protagonismo. La ejecutiva de la Asamblea Municipal del PSOE lo designó ayer como portavoz, como había adelantado este diario. Será también el primer teniente de alcaldesa, cuando hasta ahora era el tercero, asumiendo dos puestos que ocupaba el secretario general, Luis Huerga, que será diputado regional. La otra persona clave será Yolanda Alonso, que repetirá como segunda teniente de alcalde y se hará cargo de la portavocía adjunta.

Los nombramientos de los tenientes de alcalde fueron efectuados ayer por la alcaldesa, que también designó a Rosa Muñiz como secretaria del grupo municipal del PSOE.

Los socialistas iniciaron ayer las conversaciones con el resto de grupos municipales de cara a la organización del próximo Pleno, que la alcaldesa pretende tener listo a finales de este mes. En el primer encuentro, mantenido por la tarde con Ciudadanos, se marcó como objetivo que haya «un clima de rigor y austeridad», según relató el coordinador de Ciudadanos, Javier Vidal, al término de la reunión.

Somos pedirá hoy la reducción del salario de la alcaldesa y los concejales liberados

Por ahí pasa el número de concejales liberados que habrá en este mandato que ahora comienza, tanto del gobierno como de la oposición. La Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local marca que un ayuntamiento del tamaño de Avilés, que se encuentra entre los 50.000 y los 100.000 habitantes, puede tener un máximo de quince liberaciones. En este último mandato no se llegó a esa cifra, sino que hubo once. Seis de ellas fueron para el gobierno, y cinco para la oposición, de las que dos fueron para Somos, otras dos para el PP, que dividió una de ellas entre dos ediles que disfrutaron de media, y la quinta para Izquierda Unida.

Ciudadanos y Ganemos no contaron con ninguna en estos cuatro años, pero esto está llamado a cambiar en el caso de Ciudadanos, que aspira a ver mejorada su situación tras haber duplicado su representación en el pleno. La intención que se les planteó ayer fue la de mantener una «proporcionalidad con el resultado electoral» y mantener los mismos criterios que el mandato pasado.

El gobierno, pese a contar con dos concejales más que antes, podría no incrementar sus liberaciones, mientras que Ciudadanos y Partido Popular gozarán de las mismas condiciones, ya que han obtenido cuatro ediles cada uno, mientras que Cambia Avilés, principal fuerza de la oposición, tiene cinco. Ocurrirá lo mismo en las comisiones.

Los despachos

También hay que distribuir los despachos, y de hecho ayer ya hubo movimiento en algunos de cara a una futura mudanza, y deberán fijarse los salarios. Hasta ahora la alcaldesa cobraba 53.597 euros al año, mientras que los concejales liberados ingresaban 43.292. La intención parece ser la de mantener esas cuantías, pero Cambia Avilés planteará rebajarlas. «La idea es no dilapidar recursos públicos», señala Tania González, que se reunirá esta tarde con la alcaldesa, Mariví Monteserín, y el edil Manuel Campa. La cita con el PP es también esta tarde, mientras que con Vox la reunión será mañana viernes.