La Manzana del Acero estará completa el próximo marzo

Maquinaria en la Manzana del Acero. /  MARIETA
Maquinaria en la Manzana del Acero. / MARIETA

El complejo solo está pendiente de recibir la máquina de laminación, que ya ha finalizado su construcción

R. A. AVILÉS.

La Manzana del Acero ha ido añadiendo piezas a lo largo de los últimos meses y ya está a punto de completarse y comenzar a funcionar a pleno rendimiento. Lo hará «en marzo o abril de 2018», según aseguró ayer Nicolás de Abajo, patrono honorífico del ITMA. Solo falta por incorporar una última pieza: la máquina de laminación, que permitirá reproducir a escala una planta de siderurgia integral en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Materiales del PEPA.

Esa máquina, que fue encargada y construida expresamente para el ITMA, ya ha completado su proceso de fabricación e iniciado su desmontaje. Ahora tendrá que trasladarse hasta Avilés y volver a montarse antes de entrar en funcionamiento. Gracias a ella podrá reducirse el tiempo de espera en la producción de las pruebas y, sobre todo, se tendrá un control absoluto sobre el proceso. «Todo el ciclo podrá hacerse en menos de cuarenta horas desde la concepción hasta la validación», asegura De Abajo.

El director gerente de la fundación, Íñigo Felgueroso, explicó ayer que «poder realizar el ciclo completo dará a la Manzana del Acero y valor diferencial» y, como también apuntó Nicolás de Abajo, considera que «este proyecto no puede quedarse en Asturias, sino que debe ser de ámbito nacional». Es decir, se hace un llamamiento a las empresas que trabajan con el acero para que cuenten con los servicios especializados del ITMA, que serán punteros. «Nunca se ha visto una instalación así y hay que explotarla», señala De Abajo.

Hace unos meses se puso en marcha un simulador de galvanizado y, a falta de la máquina de laminación y algunos elementos auxiliares como hornos y aparataje para mover las piezas, «el 80% del equipamiento ya está instalado», según afirma Felgueroso. En completarlo se ha tardado unos meses más de lo previsto inicialmente por las dificultades que entraña el diseño exclusivo de la maquinaria.

A partir de la próxima primavera, Avilés dispondrá de un centro tecnológico del acero único en el mundo, en el que se podrá reproducir a escala todo el proceso de una planta de siderurgia integral como la de Arcelor. Allí se probarán nuevos materiales y nuevos modos de producción, que servirán para que las empresas del clúster y otras que contraten sus servicios se beneficien del trabajo de los investigadores del ITMA.

«La Manzana debe servir para atraer inversiones», considera Felgueroso, convencido de que grandes empresas tienen una oportunidad de trasladar a Asturias sus departamentos de investigación para trabajar codo a codo con el Instituto. «A la larga tendremos que ir viendo como la especialización traerá consigo una selección natural de empresas transformadoras y de base tecnológica», comenta convencido de que el desarrollo de la región pasa en buena medida por este centro tecnológico de investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos