La marea de San Agustín cubre la arena de Salinas

Imagen de la playa de Salinas a la hora de la pleamar, ayer lunes. / OMAR ANTUÑA
Imagen de la playa de Salinas a la hora de la pleamar, ayer lunes. / OMAR ANTUÑA

Uno de los registros más altos del verano, con 4,63 metros, cubrió ayer la playa para sorpresa de los bañistas

A. SANTOS / J. F. GALÁN AVILÉS.

Los bañistas, y cuantos disfrutaron de la soleada jornada de ayer lunes en la costa de la comarca, se sorprendieron a media tarde con un fenómeno que se suele bautizar con el nombre de 'mareas de San Agustín', aunque en este caso llegue con casi quince días de retraso. Eran las seis menos diez de la tarde y apenas quedaba un hueco de arena en el que tomar el sol o secar después de un baño en las aguas bastante gélidas del Cantábrico en la jornada de ayer. La marea lo ocupaba casi todo, tanto como para echar a los bañistas de la playa, en especial en la parte izquierda, a la altura del Real Balneario de Salinas. Algunos, los más rápidos ocupaban las escaleras del paseo marítimo, pero la mayoría tenía que conformarse con desplazarse hacia el centro de la playa.

En otros puntos de la costa, como en la entrada de la ría o en el puerto deportivo de Avilés, el fenómeno dejaba también estampas para la fotografía, como barcos amarrados y flotando casi a la altura del paseo de la avenida del Conde de Guadalhorce.

La marea, una de las más altas del año, alcanzó a las 17.50 horas de ayer los 4,63 metros y seguirá a ese nivel en los próximos días en la pleamar. Hoy martes, será a las 18.33 horas, con 4,60 metros, e irá bajando mañana miércoles (19.14 horas, 4,44 metros) y el jueves hasta los 4,18 metros.

Por otro lado, los bañistas también han expresado sus quejas por la pérdida de arena desde el pasado invierno en la zona de playa del Balneario. De nuevo han vuelto a aflorar las rocas y los escombros del antiguo paseo marítimo en plena zona de baños. La situación es especialmente peligrosa, porque en algunos puntos llega a haber cascotes que quedan tapados por las olas y los bañista se encuentran con ellos de repente, con más de un susto y heridas que pueden ser de consideración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos