La alcaldesa de Avilés confía en un acuerdo presupuestario a pesar de las elecciones

La alcaldesa de Avilés confía en un acuerdo presupuestario a pesar de las elecciones
Belarmino Nieto, presidente de la asociación de vecinos del Hórreo, indica a la alcaldesa un detalle de las obras en El Carbayedo. / MARIETA

Monteserín exhibe su «voluntad de hablar» y advierte de una importante subida de los gastos de personal

C. DEL RÍO AVILÉS.

«Tendremos un avance de presupuesto antes de finalizar el mes y empezaremos a hablar con los grupos políticos. Vamos justos porque hay una subida importante en el capítulo 1 -gastos de personal- y en unas semanas sabremos las posibilidades de sacarlos adelante», explicó ayer la alcaldesa Mariví Monteserín, un día después de que LA VOZ DE AVILÉS definiera las líneas maestras del mismo.

La negociación presupuestaria de este año estará «condicionada» por la cita electoral del mes de mayo de 2019, aún así Monteserín confía en el éxito de la negociación. «Vamos con la voluntad de hablar y de acordar, a veces da buenos resultados. Es un momento político complicado, porque muchos están en el punto de mirar a las elecciones, y eso lo complica, pero nunca se pierde la esperanza de que el diálogo triunfe», afirmó la regidora durante su visita a las obras de reurbanización del barrio de El Carbayedo, que finalizarán a comienzos de diciembre.

Las obras de asfaltado y de saneamiento en algunas calles han supuesto una inversión de 800.000 euros. La segunda y última, la actual, son casi 400.000 en renovación de aceras, pavimento, alumbrado y mobiliario urbano de las calles Doctor Marañón y Ramón y Cajal, en los tramos comprendidos entre la calle Jiménez Díaz y la avenida San Agustín.

La reurbanización de calles en El Carbayedo finalizará a principios del mes de diciembre

Los trabajos, que comenzaron el 29 de agosto, se encuentran ejecutados en un 75%. Ha finalizado la renovación de redes de servicios, incluida la instalación y puesta en servicio de las nuevas luminarias, así como la pavimentación y ensanchamiento de aceras y aparcamientos en la manzana que conforman las calles Ramón y Cajal y Doctor Marañón, así como en la parte alta de esta última, próxima a la calle Fuero de Avilés. El nuevo alumbrado cuenta con farolas con luminarias tipo led más eficientes y de similares características a las ya instaladas en otros puntos de la ciudad. Está prevista la colocación de bancos, papeleras, jardineras y arbolado. El mobiliario se colocará en bandas, en una misma línea, con el objetivo de lograr itinerarios libres de obstáculos que mejores la accesibilidad y faciliten el paseo.

Las máquinas que ahora se encuentran en las calles de Ramón y Cajal y Doctor Marañón avanzan hacia Jiménez Díaz. En los próximos días está previsto ejecutar las conexiones de la nueva red de abastecimiento para que pueda entrar en servicio.

«Muy necesarias»

Mariví Monteserín aseguró que eran una obras «muy necesarias», que, aparte de comodidad, harán el barrio «más bonito y habitable». Destacó la reparación del colector de la avenida de San Agustín que se realizará sin necesidad de hacer zanja. «Será como una cirugía sin bisturí. Ya lo habíamos hecho en tramos más pequeños de cinco metros, pero esta será la primera vez que lo hagamos en uno tan largo», explicó. Se intervendrá sobre dos tramos de tubería de hormigón, uno de 52 metros y entre 400 y 500 milímetros de diámetro y el otro de 31, con 800 milímetros de diámetro. Los trabajos suponen una inversión de 76.292 euros y un plazo de ejecución de dos semanas.

Belarmino Nieto, presidente de la asociación de vecinos El Hórreo del Carbayedo, que comprobó junto a Monteserín el avance de las obras, mostró su satisfacción «porque desde que se hizo la avenida de Portugal, hace ya nueve años, habían quedado pendientes estos remates. Con paciencia, todo llega», sentenció.